Restaurante Gaig: Buena eleccion


Hacía tiempo que quería ir a comer a este restaurante. Fue mi primera visita. Tengo que decir que no me convencen mucho los restaurantes de Hotel, y aunque lo intentan separar, es lógico que esté ligado de alguna manera al hotel cram. Similar recepción, decoración, estilo, ubicación..
La decoración del restaunte es elegante, minimalista, pero personalmente no me gustó. El motivo, los sofas rojos y el estilo de cortinas tipo tela. Pero es un local amplio y acogedor, con buena iluminación y algo deficiente acústica. Teníamos una mesa un poco alejada, el local vacío y escuchamos en todo momento la conversación de la mesa alejada.
El servicio de vino fue bueno. Tomamos un Ruinard blanc de blancs. Siempre servidos a la perfección. En la extensa carta, encontré a faltar más referencias de vinos de Australia, Nueva Zelanda, Sudamerica e incluso de EE.UU...mucha propuesta francesa, pero escasa del resto de paises.
En cuanto a la comida, bastante buena, de tendencia catalana y tradicional. No está enfocada a sorprender y crear platos diferentes al standar, si no que realza la comida tal y como es. Merece especial mención también el tema de los precios...bastante ajustados para la calidad del establecimiento. En cuanto al servicio, francamente bueno. Servicial pero cercano. Merece destacar que, pese a ser solo dos mesas, tuvimos el placer de ser atendidos por el famoso Carles Gaig...lo que dice mucho de él, en cuanto a que sigue al pie del cañón y de que no se le caen los anillos. Se le vio amable y cercano. Felicidades!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar