Restaurante Trebol

Datos de Trebol
Precio Medio:
49 €
Valoración Media:
7.1 10
SERVICIO DEL VINO:
5.9 10
COMIDA:
7.6 10
ENTORNO:
7.6 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Baleares
Localidad: Es Castell (Menorca)
Dirección: Calesfonts 43
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 45,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Aprox. de noviembre a abril

Teléfono


Opiniones de Trebol
OPINIONES
7

Para nuestra última noche en Menorca, la noche del viernes 30 de mayo decidimos ir a cenar al restaurante Trebol, situado a 5 minutos a pie de nuestro hotel, en el pintoresco y bonito puerto pesquero-deportivo de Cales Fonts en Es Castell (Menorca) .

Reservamos in situ, 4 dias antes de nuestra velada e hicimos bien porque ese dia la terraza del restaurante estaba llena. Nos ubicaron en una mesa para dos, bastante amplia, situada debajo de una estufa exterior, lo que nos amparó perfectamente de la suave brisa marina . Se respira el ambiente de un restaurante marinero y la vista de ese bonito puerto es muy relajante.
Las mesas están bien separadas las unas de las otras, montadas sin exigencias, pero acogedoras. El servicio de sala es profesional y muy amable, el servicio del vino es correcto.

Para empezar compartimos unas Gambas de Menorca a la plancha (300g) De buen tamaño y en su perfecto punto de cocción. Muy buenas

Siguieron, para mi unaSirviola a la plancha Buena, en su perfecto punto de cocción. Era la primera vez que degustaba el pez limón cocinado así. Para MC un Cap Roig a la plancha que estaba muy rico, en su perfecto punto de cocción, pero que no era muy grande.

Regamos la cena con un vino blanco menorquin Binifadet Chardonnay que nos acompañó perfectamente hasta el final de la cena. Tomamos también una botella de Vichy Catalán.

Finalizamos con 2 buenos cafés.

La nota ascendió a 47,80 €/persona. RCP buena. Restaurante recomendable si se esta en Es Castell. Seguramente en nuestra próxima visita a la isla volveremos.

Como no había mesa en terraza (¿crisis?) nos ofrecieron una mesa dentro, y confiando en mi buena estrella acudí en la confianza que dada la hora y horarios de cena de los turistas (craso error porque los guiris no gastan de estos productos) tendría sitio en terraza. Los que tenían pinta de mandar tampoco hicieron por agradar en este sentido y el resultado fue que no estuve a gusto en un sitio donde la cocina es notable. La puerta del restaurante abierta y una mala refrigeración de dos aparatos que no funcionaban como es debido hicieron que hasta tuviera que salir en tres ocasiones a buscar el aire que dentro faltaba. Así es que con el último bocado de las gambas tomamos las de Villadiego (quizás soy intransigente, pero cuando pagas precio de restaurante no barato por un aperitivo largo, hay cosas que no deben suceder). Tomamos una correcta (pero sosaina) ensalada de garbanzos con gambas (15,80 €, y los garbanzos no eran de Fuentesaúco), otra de mejillones (13,50 €); media de ortigas (10 € y bastante peores que las del Café Balear); una sepia igualmente recomendada con intensidad (13,50 €) pero sin que sea destacable; unas buenas gambas de Menorca (30 € de vellón) y se olvidaron de consignar, según veo, unos muy correctos pimientos de Padrón (alguno picante, como me gustan). 3,00 € de vermouth rojo, 3,00 de una sin alcohol y 14 € por media de Valdamor Abariño. Consultado el precio de la caldereta de langosta es mejor que te inviten. Le daremos otra oportunidad cuando la terraza "esté operativa". Nada de postres por lo ya dicho

En el comentario anterior apareció en el precio 120€ por persona, cuando este dato era el costo por dos personas, siento la confusión que puede crear este dato. Siento mucho el error. Que conste

Sobre el muelle de El Castell, Menorca. Un emplazamiento inmejorable. Llegamos de noche y el sitio es espectacular. El trato que recibimos fue exquisito, sólo superado por la comida. Ésta, de apariencia sencilla, esconde una elaboración cuidada y querida. Memorable. Altamente recomendable. Un saludo.

Está ubicado en una de las terrazas del port d'Es Castell, o sea que ya de por si el entorno precioso.
No obstante, en este caso la terraza es una más, lo unico que cambia es su carta.
Especialidad en pescados. Muy buena materia prima como en el resto de restaurantes de Menorca.
La verdad es que para los cuatro que fuimos no fue de aquellos lugares que dejan huella.
De todas formas, llegamos hasta allí aconsejados por bastantes personas e incluso por los comentarios que había leido en internet.

No es que comiéramos mal, pero sí peor de lo que esperábamos a la vista de las numerosas y entusiastas recomendaciones que en éste y otros foros había recibido el restaurante. Emplazado en el muelle de pescadores de Es Castell, el local tiene su encanto, y más si consigues comer en la terraza. Para empezar, ortiguillas y pulpo tan solo correctos. De principal, y tras consultar el pescado fresco del día, nos decantamos por el cap roig. Después de un rato, nos comunican que solo les queda una pieza, de tamaño minúsculo, que nos enseñan (y efectivamente, es minúscula, ni de ración, una pieza de las que solo deberían servir para hacer un buen caldo), y nos proponen -y nosotros aceptamos- acompañarla de unos salmonetes. La pareja que nos acompaña, opta por una parrillada de pescado. Los salmonetes y el caproig, muy frescos, pero pasados de punto. Y lo mismo la parrillada, compuesta principalmente por sepia, cigalas, gambas, dorada y lubina, éstas dos últimas de tamaño escaso. De la corta carta de vinos, el Binifadet chardonnay se comportó bien. Obviando el error apuntado, el servicio se mostró amable y simpático. Quizás un mal día pero en definitiva, decepción, ya que era mi principal y prioritaria referencia en Menorca.

El servicio del vino es flojo, pero es un restaurante al que recomendaría ir si se visita Menorca. Excelente pescado y langosta fresca de la isla. Los pescados a la plancha salen siempre en el punto justo, el cap-roig frito es excelente. La carta de vino es corta y las copas pequeñas, pero se perdona dado el cuidado que se da a la materia prima. En verano, cenar en el pequeño puerto de Calesfonts es muy agradable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar