Restaurante Jose Carlos Garcia-cafe de paris: Jose Carlos Garcia


Junto a la magnífica Capilla del Puerto de Málaga (S. XVIII), e incluida en la poco exitosa zona comercial Muelle Uno, se sitúa la propuesta gastronómica de Jose Carlos Garcia, recientemente renombrado con una estrella Michelin.

Sobre la base de un cubo de hormigón, que recorre toda la zona comercial del Muelle Uno, el local es un interesante trabajo de interiorismo que permite amplias vistas a los cercanos barcos y yates atracados en el puerto, que permiten disfrutar de una relajante comida (si los transeúntes no sienten mucha curiosidad).

Por la escasez de tiempo, no puedo degustar el menú JCG, por lo que será el maître quien se encargue de elegir cinco propuestas entre las existentes en la carta. El maridaje será también libre, por copas sueltas (todas provenientes de botellas abiertas delante de la mesa), me dejo aconsejar con satisfacción por las distintas elecciones realizadas. La disposición y atención por parte del equipo de sala es en todo momento excelente.

Como entrantes: algas, almendras saladas y una fantástica crema de pescado para acompañar el magnífico servicio de pan. Propuestas modernas que permiten disfrutar.

El primer plato es el “Foie-Yogurt-Helado”, un moderno helado de foie acompañado de dos suaves crujientes (al estilo de las antiguas barras de helado “de corte” que se acompañaban con galletas, ¿¿las hay todavía??) y un polvo helado de yogurt. Interesante y muy destacable para una tarde soleada en Málaga.

Continuamos la porrusalda, guiso a base de patata rustida con mantequilla clarificada, panceta ibérica, caldo de puerro y sus cenizas. Fantástica presentación de este clásico de la cocina vasca-navarra, sobre el que se rompen cenizas de puerro quemado, tal vez exceso de patata pero con un resultado final fantástico.

La siguiente propuesta es un clásico de la cocina de Jose Carlos Garcia, “Salmonete-Coliflor-Curry” perfecto punto del pescado, crujiente la piel, todo sobre polvo de coliflor y esferificaciones de curry. Plato muy completo, ingenioso y una técnica muy elaborada.

Para terminar, “carrillera de ternera con fina crema de puré de patatas y crujiente de zanahoria”, de nuevo perfecta presentación, punto y elaboración perfecto de la carrillera que descansa sobre su salsa cercado por la crema del puré de patata.

Como postre un helado de plátano sobre nido crujiente y cítricos, muy bueno, al igual que el servicio de café.

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Antoni_Alicante

    Haberlos haylos (de helados "al corte")

  2. #2

    Abreunvinito

    Gran sitio que me quedó pendiente en el último viaje por allí. No había más días, pero apuntado estaba como opción. Ahora más.
    Buen disfrute
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar