Restaurante Sandó  pochas

Restaurante Sandó

2
Datos de Sandó
Precio Medio:
61 €
Valoración Media:
7.9 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
9.3 10
Entorno:
7.8 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
 
Oferta: 30% en A la carta
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 50,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



2 Opiniones de Sandó

Reconozco que no soy muy habitual por estos lugares pero la experiencia que he vivido este fin de semana en el restaurante Sandó ha sido inolvidable tanto para mi mujer como para mí.

Algo había oído hablar de este restaurante que cocina según las instrucciones de Arzak pero nunca pensé que podía salir tan satisfecho con la experiencia.

En primer lugar el trato es exquisito, tanto del maitre como los camareros que están atentos en todo momento sin llegar a agobiar, algo que valoro mucho en un restaurante. El ambiente es muy acogedor y agradable con la suficiente distancia entre las mesas como para no molestar.

De la carta de vinos no puedo opinar porque no soy un experto pero nos ofrecieron un Ribera del Duero que acompañó la cena de manera perfecta.

Cenamos un menú degustación que empezó con algunos entrantes como sopa de tomate con toques afrutados o una tosta de frambuesa con pescadito blanco. Perfectos para abrir boca y preparar el estómago para lo que nos esperaba.

El primer "principal" era una teja de cereales con pipas tostadas con un relleno de foie micuit que conseguía en boca un contraste espectacular entre el crujiente de la teja y la suavidad del micuit. Personalmente de este plato me llamó más la atención el contraste que el sabor.

Después llegaría un huevo shiitake, elaborado bajo una especie de nido crujiente que acompañado de unas setas exquisitamente cocinadas casi hace que se me salten las lágrimas por su sabor.

Y finalmente los 2 últimos platos "fuertes" Por un lado un tronco de bonito con una vinagreta de trufa y vegetales que ha sido uno de los más ricos que he probado en mi vida para rematar después con una pieza de cochinillo lechal asado en su jugo para el que no tengo palabras a la hora de describir lo que pude disfrutar tanto por su sabor como por su jugosidad en boca.

En resumen, es un lugar donde encontrar unos platos realmente exquisitos en un lugar y en un ambiente inmejorable. Muy recomendable tanto por calidad como por precio. Encima está en pleno centro de Madrid. No se puede pedir más.

Sandó "by Arzak Instructions" es el nombre (un poco pretencioso) de este resturante que basa su tirón precisamente en la asesoría en la cocina de Juan Mari Arzak. Se sabe que, lógicamente por el precio, no habrá que esperar nada igual al templo donostiarra que pilota el maestro y con esa premisa se sienta uno ante el mantel. Los platos del menú degustación están bien. La carta de vinos no es extensa pero tiene una variación de denominaciones y precios aceptable. El problema es que la asesoría del chef debería ir más allá de la cocina y llegar a la sala porque el ritmo de salida de los platos fue manifiestamente mejorable. 49 euros el menu que con IVA se va a 53. Con la bebida y los cafés a nosotros nos salió por unos 73 euros por boca. Bueno el pastel de cabra roca con el boquerón y la fresa, así como el foie-gras con melón y vinagreta de ensalada envuelto en una especie de masa de dim sum, aunque en ambos casos no se acababa de entender la tardanza, ya que da la sensación de estar pre-elaborado, con algún toque final. Raciones no muy generosas, pero al final no te quedas con hambre. Ricas y sin sorpresas las pochas con chipirones, interesante el bonito asado con mojo de café (aunque en parte parecía algo seco)y un jugoso pichón asado con peras para terminar, antes de la mousse de lima, teja arrugada y salsa de frutas...postre ligero y digestivo, con la teja -tal vez- un poco durilla. Para acompañar la cena un Agustí Torelló rosado bien fresquito. Nos preguntaron si lo servían en copa de vino porque había gente que lo prefería (?) pero no lo vimos claro y pedimos las copas de cava típicas de tallo largo. En fin que no estuvo mal si no fuera por las esperas entre plato y plato.....

  • pochas

  • foie-gras con melón

  • pichón

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar