Restaurante Casa Calvet: Excelente en todos los aspectos. El entorno, como no podía ser de otro


Excelente en todos los aspectos. El entorno, como no podía ser de otro modo tratándose de un edificio histórico como la Casa Calvet, impresionante y a un tiempo moderado, cuidado hasta el más mínimo detalle a la hora de mantener la coherencia con la estructura arquitectónica -sólo algún pequeño fallo en lo referente a la iluminación del envigado del techo. Servicio correcto y atento sin resultar agobiante. La cocina -probamos el menú de degustación-, refinada sin ostentaciones de originalidad ni operaciones conceptuales barrocas, de una calidad evidente tanto en la materia prima como en la elaboración. Carta de vinos de amplio registro tanto en las variedades y denominaciones como en los precios -nosotros degustamos un Ribera de Duero llamado Valderiz, francamente excelente-. El precio, naturalmente, elevado -75 u 80 € p.p.- pero sin duda justificado en relación a la satisfacción obtenida.
Resumiendo: un servicio, una cocina y un precio a la altura de las espectativas que ofrece un entorno como la Casa Calvet.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar