Restaurante Krachai Krachai

Restaurante Krachai

1
Datos de Krachai
Precio Medio:
30 €
Valoración Media:
5.0 10
Servicio del vino:
3.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tailandesa
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



Descripción
El Restaurante Krachai, situado en la zona de Chueca del centro de Madrid, ofrece una amplia selección de comida taildandesa con una suculenta presentación. Su nombre viene de una raíz que sólo se cultiva en Tailandia y que se usa para elaborar determinados tipos de curry

La carta ofrece una combinación de los mejores productos del país de la mano de chefs tailandeses. Además, su cuidada decoración busca envolver al cliente en un ambiente discreto, íntimo y al mismo tiempo elegante.

En Krachai el trato amable y la cortesía del servicio han hecho que sea una referencia de Tailandia en la capital. Con un equipo formado íntegramente por profesionales tailandeses, Krachai sorprende al comensal por su ambiente intimista y acogedor, gracias a la fusión entre tradición y vanguardia.

1 Opiniones de Krachai

Una de las pocas referencias de auténtica comida Thai en Madrid. Quizás no esté pasando por su mejor momento, pero creo que alcanza un nivel más que digno.

Dos salas: una a nivel de calle y otra en un sótano. Nos tocó esta última, con luminosidad bastante estudiada (cálida, íntima) pero con las mesas demasiado juntas, por lo que la supuesta intimidad no se consigue. Por momentos me resultó algo agobiante. Paredes de ladrillo visto blanqueadas y suelo de tarima. Sin duda alguna, aconsejaría la sala de planta calle, aunque sea por la luminosidad natural que entra de la calle y su decoración actual.

Servicio en sala atento.

Carta dividida en entrantes, ensaladas, sopas, tallarines, wok, curries y arroces. Tienen menú degustación bastante completo a 30€. Eso sí, el tema del picante es desesperante; su nivel aquí también se ha europeizado demasiado, por lo que si no lo pides explícitamente, te preparan todo muy “light”, perdiendo buena parte de su gracia. Como a mí me gusta bastante, les insistí que uno de los curries fuera más que atrevido y puedo dar fe de que respetaron mis gustos.

No hay servicio de pan; al menos nosotros no lo echamos en falta.

Sin detalles, ni antes ni después.

Comida para 3 personas.

Entrantes:
- Poh Pia: 5 Rollitos de primavera thailandeses. Ligeros, pasta crujiente, sin grasa. Rellenos de verduras y cerdo. Buenos.
- Kanom Jeep Kung: 5 Dumplings de gamba al vapor. Discretos.
- Pad Thai: Tallarines de arroz salteados con langostinos en salsa de tamarindo y cacahuetes. Textuta melosa al saltearlos con las salsas. Muy buenos aunque creo recordar que solo había tres langostinos de tamaño medio pero al menos en su punto.
- Mee Lueng Pad Nua: Tallarines de huevo salteados con tiras de solomillo de ternera y setas. Buena pasta al que le faltó de nuevo un poco de generosidad en los ingredientes.

Segundos:
- Kaeng Khiew Wan Ka: Tiras de pollo de corral y verduras al curry verde y leche de coco. Un curry ligero de picante pero de sabor delicado.
- Massaman Nua: Ternera en salsa cremosa de curry rojo y leche de coco al estilo masaman. Un curry un poco más picante y cremoso que el anterior. Lo malo son los trozos de carne de morcillo, falto de tiempo de cocción.
- Kaeng Phed Ped Yang: Pato y verduras al curry rojo y leche de coco con piña y lichis. Este fue el curry que pedí muy picante y que estuvo por encima de los otros dos. El curry riquísimo y esta vez las tiras de pechuga de pato estaban tiernas y jugosas..

Arroces para acompañamiento:
- Khao Suai: Arroz blanco tailandés perfumado al jazmín. Pues un arroz blanco glutinoso sin más historia. Si se pidió es para añadir a los curries.
- Khao Pad Khai: Arroz salteado con huevo y verduras. Más suelto y sabroso lógicamente que el anterior.

No nos llamó para nada la atención su oferta de postres, así es que pedimos la cuenta y a dar un paseo.

En cuanto a la carta de vinos, como era de esperar muy pobre, con algunos vinos de fácil rotación y a precios subiditos. Nos decidimos por el incombustible Gran Feudo 2014 (11€ IVA inc.), servido fresquito y en copas deplorables.

Cuenta final: 111.50€ (inc. IVA, vino, un refresco, dos cerveza Alhambra Reserva a 3.90€ ¡!! Y dos botellas de agua de ½ litro a 2€). No cobran apartado servicio/cubierto.

Nota: El precio por persona indicado es lo que estimo que costaría un entrante, un segundo y postre, sin bebidas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar