Restaurante Bolumini: Cocina tradicional de la zona


Ubicado a las afueras de Alfafara, chalet independiente, que dispone de jardín, pequeño parque infantil y terraza, sus instalaciones lo hacen ideal para una visita con niños. Decoración rústica, numerosas herramientas agrícolas colgadas en las paredes ambientan el restaurante. Mesas amplias y vestidas, la separación entre las mismas correcta. Las sillas no demasiado cómodas.

Cocina tradicional de la zona, presumen de cultivar ellos mismos numerosos ingredientes que forman parte de los platos que elaboran. Carta variada y suficiente, centrada en platos típicos de la zona. Vajilla y cubertería funcionales. Servico amable, simpático, pero en ocasiones algo lento y despistado.

Carta de vino no muy extensa organizada por tipos y procedencias, con especial protagonismo de los valencianos y alicantinos. Sobrecargo en el precio del vino aproximadamente al 50 %. Copas bien de forma y mal de grosor. Temperatura de servicio correcta. Servicio de vino que se limita a la prueba y primer llenado.

Comimos todos los platos a compartir y nos los fueron sacando sin ningún orden, imagino el que más le convenía a la cocina en cada momento, entre plato y plato hubo demasiado tiempo de espera, la explicación que nos dio el jefe de sala al respecto, que al ser elaborados al momento, algunos platos llevaban su tiempo. No quiero ni imaginarme las esperas con el restaurante lleno. Compartimos un buen pan casero, con tomate y ajoaceite, ensalada completa, pimientos del piquillo con anchoas, croquetas caseras, tostons (maíz fresco frito) rematamos con embutidos y carne trinchada, postres y cafés. Para beber inicialmente unas cervezas, seguidamente tres botellas del excelente y diferente El Angosto Los Almendros tinto 2007 y varias aguas mienerales.

Aproximadamente 30 euros por persona, no lo sé con exactitud ya que fuí invitado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar