Restaurante El Ramblero en Barcelona
  

Restaurante El Ramblero

1
Datos de El Ramblero
Precio Medio:
38 €
Valoración Media:
8.1 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Creativa - de Autor, Mediterránea
Vino por copas:
Precio desde 38,20 € (precio más bajo introducido por un usuario)



1 Opiniones de El Ramblero

Noche ventosa en Barcelona con contenedores volcados y ramas rotas. Tenía muchas ganas de comer en este restaurante de mi barrio (Sant Martí) situado en una calle no muy céntrica. Curiosamente está al lado de otro que también tiene fama de ser de los mejores del lugar. Como curiosidad, y debido a las ráfagas de viento, no funcionaba la puerta automática de entrada. El local es muy bonito, moderno con un diseño cuidado (sillas cómodas, platos, decoración de las paredes, muy acristalado, armarios de vidrio con botellas de vino...). El único pero es que no hay salas muy íntimas. A destacar que se ve la cocina mientras se come a través de unas ventanillas. Nos sitúan a los dos en una mesa para 4 lo que provocó que tardaran algo más de lo normal en darnos la carta ya que al parecer pensaban que faltaba gente...

Tienen vino por copas, lo que es de agradecer (unas 8-10 opciones entre blanco y tinto, entre 3 y 4.50 eur) y bastantes referencias en botella (entre 13 y 35 aprox). Precios muy contenidos la verdad. Y con el IVA siempre. Es destacable la carta, una única hoja de gran tamaño plastificada algo difícil de manejar pero muy clara. Nos decidimos por dos copitas de DO Penedès Montonega (una variedad no muy habitual). A 3.50 cada una, la cantidad, el servicio y las copas muy adecuadas. También una agua de medio litro (1.50 eur). 

Para comer compartimos 4 platos:

- Ensalada de mango confitado con queso de cabra, bacon caramelizado y reducción de Oporto (15.50 eur). Bastante cantidad. Al margen ponen aceite y vinagre (que me hizo gracia que era de la ampurdanesa población de Vilajuïga, cerca de mi Portbou natal). Buena combinación de sabores, había poco bacon pero bastante mango que estaba muy bueno. El único pero: algunas hojas de ensalada eran enormes y hubo que cortarlas. 

También pedimos media ración de pan de coca, supercrujiente, que nos cobraron a 1.50 eur cuando en la carta ponía 2.

- Patatas al romero envueltas en lacón con queso torta del Casar (10 eur). Había 4 unidades. Quizá el plato más flojo de la noche aunque hay que reconocer que las tomamos casi frías. Patatas baby con piel. Lacón de calidad y quizá el queso no nos gustó por la temperatura. 

- Flores de calabacín en tempura con queso de cabra (12 eur). Riquísimas. La tempura de altísima calidad. Adornadas con pétalos, quizá demasiada cantidad de queso que mataba el sabor de la hortaliza. 

- Cazuelita de arroz con bacalao (15.50 eur). Lo que más nos gustó... buena cantidad para dos, grano algo duro pero con buena cocción, el sabor del pescado inmejorable... Para repetir. 

El servicio es muy servicial. Hay al menos 4 camareros siempre atentos para cualquier cosa (a media cena nos cambiaron los platillos en los que nos servíamos cada uno) y son amables y muy profesionales. Se nota que llevan trabajando tiempo y que son buenos. El local, casi lleno (había una mesa algo ruidosa cerca pero no fue ninguna molestia).

Hubo un "pequeño" fallo en el postre. Pedimos piruletas de chocolate blanco y negro con frutos secos y naranja (8 eur por 4) pero nos trajeron sólo de blanco alegando que no tenían del oscuro, lo que limitó el plato. Creo que se hubiera de haber dicho antes para poder optar por otra opción pero aun así muy buena atención. Nos gustaron (materia prima de calidad y presentación llamativa) aunque yo personalmente habría escogido quizá otro postre más elaborado. Acabamos la velada con dos carajillos de Baileys (2.50 cada uno) servidos con una minichocolatina (esta vez sí negra...).

Resumiendo, un local impecable con comida de mucha calidad en el que te puedes dar un homenaje por 35-40 eur por cabeza. Es de destacar que hay más de 35 platos salados a escoger y quizá 20 postres contando los helados por lo que no hay ningún problema en repetir. A destacar que, aunque no es un sitio económico, los precios del agua, los carajillos, el vino y el pan son muy asequibles. 

  • Patatas al romero envueltas en lacón con queso torta del Casar

  • Ensalada de mango confitado con queso de cabra, bacon caramelizado y reducción de Oporto

  • Cazuelita de arroz con bacalao

  • Flores de calabacín en tempura con queso de cabra

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar