Restaurante La Taberna del Náutico

1
Datos de La Taberna del Náutico
Precio Medio:
60 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 60,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



1 Opiniones de La Taberna del Náutico

Orientados por alguien que tiene segunda residencia en Sanxenxo, nos dirigimos a este restaurante del que no teníamos noticas de su existencia.
En la zona del Puerto Deportivo de Sanxenxo, en el área comercial anexa, con vistas al embarcadero en su zona exterior, se encuentra este restaurante. El edificio consta de varias plantas y cuenta con un restaurante propio en la planta superior y con acceso únicamente para los socios y la Taberna del Náutico, al que puede acceder el público en general.
Este local con libre acceso, consta de dos espacios, un interior de mediano tamaño y con una terraza exterior, frente al puerto deportivo y desde donde se divisan los distintos pantalanes con sus correspondientes embarcaciones de recreo y en este día, que parece que había una regata era constante el arribar de las embarcaciones a escasos metros de nuestra mesa, pero el ambiente no era nada bullicioso.
Seis comensales nos acomodamos en la zona exterior descrita, en una mesa amplia y muy bien vestida y surtida.
La carta tiene predominio de la cocina gallega, con especialidad como son los pescados – principalmente – y mariscos y en la referente a vinos, la oferta se centra en vinos de denominaciones de origen nacionales en general y gallegas en particular, con un énfasis especial en los blancos de la zona.
De aperitivo la casa nos obsequio con boquerones en vinagre, adornados con unas franjas transversales de vinagre de Módena: muy buena presentación y conjunción de sabores no lograda.
Pedimos para compartir:
Camarones (300gr). Cumplieron.
Tres nécoras: discretas.
6 vieras: muy flojitas, solo se notaba el sabor a pan rallado, aceite y cebolla, la carne de la viera sin decir nada.
Quizás la elección de tanto las vieras como las nécoras, no fue lo más adecuado por la época o quizás fue falta de información del responsable al respecto.

De plato:
Virrey rojo al horno con una patata panadera: ¡excelente o más¡ a pesar de vivir en zona de mar, ninguno de los 6 comensales recordábamos un pescado así preparado con tan buen nivel.

A la hora de los postres sin llegar a pedirlos mismos, la casa nos ofreció a su cuenta un surtido de trocitos de distintos dulces (las tartas predominaban)
Y con los cafés se ofrecieron licores de la casa – aguardiente y café – dejando las botellas en la mesa para que el cliente se sirva a discreción y una botella de Chivas 12 años. Este detalle se presentaba en todas las mesas, en nuestro caso si se hizo algo de uso de los licores, pero en otras mesas el uso del whisky, fue notable….
Con un servicio de nivel medio con el vino, tomamos una botella de Don Olegario 2010 y tres de Cunqueiro 2010.
El servicio de sala también con un nivel medio alto.
El precio en total ascendió, con el descrito y agua, a 365 euros.
Resumen, a destacar el pescado al horno junto el entorno y algo flojo las vieras y las nécoras. El precio, lo propio de esta materia prima.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar