Restaurante Café de Galiza en L´Hospitalet de Llobregat
  

Restaurante Café de Galiza

3
Datos de Café de Galiza
Precio Medio:
17 €
Valoración Media:
5.7 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
5.7 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
6.3 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional, Gallega
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 13,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: No cierra


Restaurante Café de Galiza Café de Galiza

3 Opiniones de Café de Galiza

Es difícil encontrar dónde comer en mi barrio un domingo de agosto. Aunque hemos visitado este local en varias ocasiones para cenar en la terraza, nos acordamos que también abren los domingos a mediodía y nos decidimos a probar la carta.

A pesar de que el comedor estaba casi vacío cuando llegamos, nos colocaron en una mesa cerca de la barra. Mesas bastante juntas y de tamaño justito. Mantel tipo camino de mesa. Menaje sencillo. Servicio bastante lento. No nos extrañó que la carta estuviese en inglés y francés, ya que está cerca del Camp Nou y la zona está llena de extranjeros últimamente. Curiosamente, no está en catalán, como establece la normativa autonómica. La carta es un batiburrillo de recetas sencillas de diferentes partes de España con algún toque aislado de "originalidad". La carta de vinos me pareció triste y pobre, como de supermercado. No miré los precios.

Almuerzo ligero para tres:

- Ensalada de rúcula y parmesano (10,50 €) - Para compartir. Encontramos un trozo de plástico en la ensalada. Tal vez del propio envoltorio de la rúcula...

- Gazpacho andaluz (5 €) - Aguado, insulso, con una guarnición pobre.

- Tempura de verduras (8,50 €) - Aunque es un plato de la carta, lo solemos pedir para tapear. Muy buena.

- Arroz con sepia y alioli gratinado (10,50 €) - Todos los arroces son para 2 personas como mínimo. Ración generosa. Soso e insípido. Al final lo probamos todos y aún así costó acabarlo.

No tomamos postres.

Para beber, un refresco (2 €) y un par de botellas de agua (1,95 €/ud.).

A medida que se llenaba el restaurante (por la tarde se jugaba el Gamper), el servicio era más y más lento, hasta el punto de tardar casi un cuarto de hora en servirnos los segundos platos.

No nos convenció la carta, aunque es mejor que cualquier otro que hayamos probado en los alrededores del Camp Nou. Nos gusta más para tapear al fresco en la terraza por la noche.

 

 

 

En mi anterior comentario ya expliqué la decoración, menaje,... Esta vez, como no había sitio ni en el comedor interior y hacía calor para cenar en la terraza, nos acomodaron en el sótano, con aire acondicionado y solos. Muy bien el camarero, salvo porque nos explicó sus cuitas médicas.

Pedimos varios platos para compartir. Algunos nos los podían servir tamaño ración y otros tuvieron que ser tapas. Servicio bastante rápido.

Tomamos:
- Patatas bravas con dos salsas: mucho mejores que en nuestra anterior visita. Repetimos.
- Oreja a la gallega: tierna.
- Chipirones a la andaluza: crujientes y tiernos, acompañados de ensalada. Muy bien.
- Calamares a la romana: caseros y tiernos, acompañados de ensalada. Bien.
- Ensalada de atún y tomate: con kumato. Abundante atún. Bien.
- Chorizo a la sidra: bien.
- Pincho de tortilla de patatas: recién hecha, aunque no a mi gusto.
- Mejillones al vapor: bien.
- Lacón con cachelos: bien. También llevaba grelos.

Tamaños correctos y presentaciones sencillas.

Bebimos unas cuantas cervezas, aguas y refrescos, y una copa de vino blanco de la casa. Sólo puedo decir que el vino estaba frío, ya que la copa sudaba copiosamente.

Sólo tomó postre (una raja de melón bien presentada) un niño de 2 años. El postre y unos cuantos cafés y un té correctos completaron la cena en la terraza, donde pudimos fumar al fresco.

Esta vez me ha gustado bastante más que la anterior.

Local muy próximo al Camp Nou, en la esquina de Riera Blanca con Pérez Galdós. Decoración ecléctica tirando para clásica. Dispone de una zona para restaurante y otra para tapear. Las mesas del restaurante, bastante juntas y de tamaño justo, correctamente vestidas. Vajilla y menaje correctos. Copas Rona. Servicio diligente y agradable. Más de 60 ítems entre aperitivos, tapas y raciones, casi todo tradicional. Cocina tradicional con marcado carácter gallego, aunque con platos de muchas zonas, incluidos algunos catalanes. Un par de vinos a copas y algo más de una docena en carta, casi todos comerciales con precios casi x3 y más.

Han tenido el detalle de juntar dos mesas, ya que sólo había 3 mesas ocupadas en la zona de bar. Picoteo a mediodía para 2:

- Tomate con ventresca de atún (6,95€) - Aunque me ha parecido caro de entrada, ha resultado lo mejor de la comida. Muy buen atún, buenos tomate y aceite, y ración generosa.
- Bombitas con salsa picante (4,-€) - Tres mini-bombas con una salsa con marcado sabor a pimiento que, sinceramente, casi no picaba.
- Patatas fritas con 2 salsas (4,-€) - Patatas prefritas con allioli y la misma salsa de las bombitas. Lo peor del caso es que las he probado bastante peores... :-(
- Brocheta de vieira (5,95,-€) - A priori, nos ha parecido que estaría bien, por probar algo que no fuera tan tradicional. Error. Un pincho con dos mini-vieiras y dos tomates cherry, acompañado de una rebanada de pan untada con la misma salsa de las bombitas y de las patatas fritas. Insípida.
- Langostino crujiente (4,75€) - Otra tapa que nos ha parecido "diferente". 4 langostinos rebozados en patatas paja, acompañados de un platillo con la misma salsa de las mini-bombas, la brocheta de vieira y las patatas fritas. Insípido.
- Tortilla de bacalao (6,-€) - Acompañada de un poco de ensalada (rúcula, canónigos, tomate, col lombarda,...). Según el camarero, plato de la carta. Hemos mirado la carta, y no la hemos encontrado. Con todo, muy buena.

Una botella de 3/8 de Viña Sol (9,-€) con su cubitera, 1 agua de 1/2 l. (1,80€), 1 refresco (1,80€) y un cortado (1,20€) han completado la comida.

Comida muy irregular. La misma salsa en 4 platos. Dado que no hemos hecho caso a las sugerencias del camarero y que lo tenemos cerca de casa, le daremos otra oportunidad. De momento, un aprobado raspado.

Dispone de una pequeña terraza exterior.

En internet aparece otro local con el mismo nombre en la c/ Llançà.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar