Restaurante Freundstück: Nuevo Michelín con falta de chispa


Restaurante pegado a la bodega Bassermann-Jordan, la cual es propietario.
Ambiente, decoración, vajilla y servicio dignos de la estrella, incluso de alguna más. Muy atentos en todo momento y con ganas de agradar.
Cena de 5 horas (es lo bueno que tiene empezar a las 7 a cenar).
Tomamos el menú de 6 platos (109 euros cada uno):
Aperitivos:
* Mini gazpachos, cremas de coco y alguno más que no recuerdo, todos con buena presentación y sabor.
Platos:
* Salmón salvaje con hinojo braseado y acedera. (interesante mezcla de sabores)
* Langosta en de crema Cedri con frijoles de limón. (plato más flojo, en Alemania el marisco no es su fuerte, se paga con oro.)
* Tartar de carne de toro y de la cola a la brasa con salsa de rúcula y Gribiche. (mejor plato de la noche, carne deliciosa de saber y textura).
* Pollo de Bresse con cebollas rojas y el brócoli. (rico sin más)
* Carro de quesos por Maître Affineur especialidades caseras de Tourette. (deleite para los queseros, yo por desgracia no lo soy).
* Crema Jivara de chocolate con la ciruela roja y el merengue de cacao. (postre rico, aunque en mi opinión se quedaría en notable).
Maridamos con comida con vinos a la elección de mis anfitriones alemanes:
- Aperitivos con copas de Bassermann-Jordan Pierre Brut, Reichsrat von Buhl Spätburgunder Rosé Brut y Hirschhorner Hof Riesling Brut.
- Bassermann-Jordan Weißburgunder trocken 2010.
- Schäfer-Fröhlich Felseneck Riesling 2008 (decepción, a pesar que el hermano mayor Felsenberg GG es excepcional).
- Bernhart Spätburgunder "S".
- Hirschhorner Hof Pinot Noir Trocken 2007 (la grata sorpresa de la noche).
- Postres con copas de Bassermann-Jordan Gewürztraminer „S“ y Winfried Frey & Söhne Spätburgunder Beerenauslese.
Cafés, petit fours.

Me quedo con lo bebido más que por lo comido. Los sabores no me llegaron a convencer para el precio pagado. Son los momentos que me acuerdo del gran producto español y los restaurantes que tenemos.

Carta de vinos con precio relativamente altos excepto los de BJ, con precios razonables.

Grata velada y magníficos anfitriones.

  1. #1

    EuSaenz

    Pues no se estiraron mucho con el maridaje, podrían haberte sacado al menos sus mejores GG, Freundstück y sobre todo Kirschenstück, dos magníficos pagos. Una cosa, hablas del Felsenberg y ese en un viñedo que me suena en Nahe (Dönnhoff), seguro que es un vino de su gama?

    Saludos,
    Eugenio.

  2. #2

    terili

    Hola Eugenio, realmente los vinos los elegían amigos alemanes, ya me hubiera gustado probar el Kirschenstück (75 euros botella en el restaurante). Respecto al Felsenberg como bien tú dices es de Nahe, y éste que probé en concreto era de Schäfer-Fröhlich. Si me deja adjuntar una foto te la muestro. Pues parece que no funcionó muy bien.

    • Felsenberg

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar