Restaurante Mercatbar: Un bar de tapas, lo que no es poco


He estado esta noche en la inauguración oficial del local y me ha gustado, aunque hay cosas que mejorar, como es entendible.

Que puedas ir tranquilo a un bar de tapas, porque sepas que te vas a tomar unas puntillitas recién fritas o una ensaladilla rusa que no sea un engrudo, debería ser lo normal, pero, en la práctica, no lo es. Estoy desgraciadamente acostumbrado a ver bares de tapas que demuestran un total desinterés o desconocimiento (que no sé qué es peor) por preparar una buena tapa, la hermana pobre de la cocina.

A ver si estas iniciativas de gente preparada (tan preparada como Quique Dacosta) ayudan a subir la calidad media de estos locales y, de paso, reforzar el concepto, tan exportable, del bar de tapas.

De todos modos, tendrá que mejorar cosas Quique en su bar valenciano y estar atento a las primeras semanas, porque la gente que va a un bar de tapas no es la misma que la que va a su restaurante de Denia, ni va buscando lo mismo. Aquí quieren tomarse una tapa rápida, bien cocinada y a un buen precio, pero no necesitan florituras.

He tomado: unas peculiares bravas (me gustan más las de Arola); unas finas puntillas; 2 figatells, sabrosos, pero muy salados y casi crudos y una tarta de manzana con helado de vainilla, combinación que asegura acierto. No suena como un gran botín, pero el conjunto me ha gustado mucho, también por lo que he visto pasar por delante de mí en la barra. Todo esto, en raciones decentes y acompañado de 2 cañas, ha costado 20 euros. Precios más que razonables, para mi gusto.

Un último consejo sobre un elemento a cuidar en un bar de tapas: la cerveza. Si pones una caña, ponla en vasito de caña: no la pongas en un vaso grande y la sirvas por la mitad, porque la gente no lo entiende y piensa que se le está escamoteando media cerveza. Ha pasado con varios clientes que estaban a mi lado. A esto me refería con lo de que los clientes en un bar de tapas son diferentes. Ah, y el personal, que sonría, por favor, que para problemas, ya tenemos los nuestros...

Mucha suerte, porque queremos por mucho tiempo en Valencia a Quique, visto que no se le puede convencer de que se traiga las dos estrellas para acá.

  1. #1

    Almolo

    De momento, masificación y largas colas para entrar.

  2. #2

    Bernie

    en respuesta a Almolo
    Ver mensaje de Almolo

    Pues espera que abran el Ticket del Adriá en Bcn...
    Está al caer.
    Por si acaso y no se escape nada, abren justo al lado un bar de cocteles y GT´s.
    que tambien es del Adriá.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar