Restaurante Asador restaurante Jose Mari

Datos de Asador restaurante Jose Mari
Precio Medio:
29 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
6.6 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
7.5 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: La Rioja
Localidad: Rivas de Tereso
Dirección: Ctra de Peñacerrada s/n
Código postal: 26339
Tipo de cocina: De mercado, Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 24,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes

Teléfono


9 Opiniones de Asador restaurante Jose Mari

Fuimos tres parejas recomendados por una bodega a la que hicimos una visita antes de comer ,quien nos iba a decir que en ese pueblito nos ibamos a encontrar un tesoro,llegamos y estaba hasta la bandera,preguntamos por jose mari y alli salio a saludarnos,nos conto unas cuantas anecdotas de por que se le ocurrio abrir alli el restaurante,un pueblo en el que nos dijo que viven 6 personas ,todo esto mientras nos sacaba unos vinitos y unas ronchas de choricillo. ,increible trato familiar,cosa que no esperabamos al estar el restaurante a tope,se ve que pone el alma en lo que hace.
Comimos unas croquetas de jamon iberico.. Patatas a la riojana y unas chuletillas al sarmiento de cine vino de año de la zona y de postre una torrija con helado de vino,cafe y un chupito. 24 euros,volveremos a la rioja y volveremos a donde Jose Mari.

Fuimos un grupo de amigas recomendadas por varias bodegas y estubo muy bien en general.Atencion excelente ,la comida era rica y abundante.De primero una menestra de 9.5.las chuletillas nos las sacaron en una parrillita con ascuas "perfecto" .
El postre pedimos una torrija con helado de vino tinto era de locura.
Vino de la zona rico.
Y lo que mas nos choco fue la espectacular terraza con musiquita y preparan gin tónics y mojitos.
Fue una muy grata sorpresa de encontrar este restaurante en un pueblo en el que nos enteramos que viven 6 personas,
Ojalá podamos pasar otro dia y disfrutar de esa terraza ya que ese dia hacia fresquito y nos fuimos pronto.
Volveremos.ah! El restaurante estaba lleno,es mejor reservar .

Me parece increíble: fui a este restaurante sobre todo por haber leído las críticas del resto de usuarios de Verema, que suelen incluso tirar para abajo en sus valoraciones. Pero en general lo ponían bien, así que le dije a la parienta: "vamos a comer unas chuletillas al sarmiento".

Pero mi sorpresa fue encontrarme con algo totalmente distinto... un sitio como de "menú del día", y comida como de "menú del día" o quizás peor, aunque a un precio superior.

Carta de vinos sin especificar añadas, ni siquiera si es de año, crianza o reserva. Y pocos vinos medianos (que ninguno bueno).

Y la comida... peor relación calidad/precio no recuerdo haber probado:
- Menestra: hecha con sobras de otros días. Solo para empapuzarse.
- Chuletillas: de cordero grande, escasa ración, cortadas a máquina ...e increiblemente resecas y achicharradas.
- Cordero asado: totalmente insípido y con una salsa engordada con harina.

Avisados quedan los que lean esto... si realmente tenéis un poco de buen gusto y buscáis comida decente, mirar en otro sitio!

Comedor con mucho bullicio y ruido pero te abstraes de ello y te dedicas al jale que es lo principal. Buena cocina riojana, muy buenas patatas a la riojana, muy buenos caparrones y chuletillas al sarmiento ( qué sabor impregna el sarmiento ) correctas. La calidad de las chuletillas podría mejorar pero el sarmiento las hace mejores. Muy buenos postres y variados para lo que se estila en La Rioja ( torrijas al vino, especie de cuajada con miel,higos, leche frita ... ). La temperatura del vino muy corercta y carta riojana, riojana. Echo de menos algún cava como el Conde de Haro...
El precio de la comida es que con un crianza normalito de 12 euros.

Hacía tiempo que quería comer en este restaurante en vista de lo bien que había oído hablar de él. Hoy he cumplido mi deseo y veo, algo decepcionado, que no me estaba perdiendo nada. No se come mal, ni mucho menos, pero que nadie espere platos para el recuerdo. Su carta está centrada en la tradición riojana y en las carnes a la parrilla. Pedimos para compartir dos personas las siguientes raciones:
-Chorizo a la parrilla (6€): rico, pero ración algo escasa.
-Ensalada de queso de cabra con torreznos (10€): un engendro de ensalada, en la que el queso va envuelto en una especie de pasta que le quita casi todo el sabor al queso y en la que los torreznos no son tal, sino finas láminas de beicón. Estos dos ingredientes, que dan nombre al plato, están acompañados de una ingente cantidad de lechuga y de tomate. Mixtura imposible, pero de la que no sobró nada, más por hambre que por mérito del plato.
-Bacalao a la riojana (12€): no estaba mal, si bien la calidad del bacalao era muy mejorable.
-Entrecot de vacuno a la parrilla (18€): pieza de buen tamaño que se presenta deshuesada y cortada, al estilo de una chuleta. No estubo mal.
-Hojadre de crema (4€): sin gran mérito, pero se dejaba comer.
Respecto al vino, cuentan con una carta de interés centrada en Riojas, en la que no hacen referencia a las añadas y con precios buenos en general y, en algunos casos, más bajos que en tienda. Las copas son muy mejorables, pero cumplen. Tomamos un La Cueva del Contador 2009 a ¡¡¡38€!!!, eso sí, servido a temperatura de un blanco. Servicio amable.
Seguramente volveré. Me parece el sitio ideal para repostar después de una salida al monte (el Toloño y otros montes de la Sierra de Cantabria están al lado), en la que el cuerpo parece que pide los sabores de siempre y un buen vino. Eso sí, no volveré a pedir esa ensalada.

Aprovechando la cercanía a la bodega que acabábamos de visitar, optamos por este restaurante, ya habitual en nuestra estancia en tierras riojanas, enclavado a los mísmos pies de la Sierra Cantabría.
Comedor con capacidad para 150-200 personas, muy luminoso, lleno de ventanales que dan a la terraza exterior con vistas a la Sierra y el mar de viñedos abajo, desde lo alto, preciosas vistas. Mesas con suficiente espacio entre sí.

Tras tomar unas cañas al llegar, pasamos al comedor donde tomamos como entrantes la menestra de verduras, excelente calidad de género y más que generosa cantidad, de notable.
De segundos, costillas de lechal asadas con pimientos y patatas fritas, 5-6 piezas de carne tierna y jugosa, muy bien; y cordero lechal asado con patatas panadera, sobresaliente, textura crujiente por fuera y la carne tiernísima, ración generosa.
Vino, Dominio de Berzal crianza 2007. Pan agua y cafés.

Excursión de fin de semana en Rioja. Visita a varias bodegas. Referencias de este restaurante en Verema con buena valoración. Confirmación de calidad hablando con responsable de una bodega cercana.
Aparecemos 4 personas sin reservar previamente. Comedor principal está reservado al completo pero nos acompañan a un edificio anexo cercano y nos aseguran es la misma cocina.
Servicio muy atento y profesional. Esto promete.
Empezamos con unas patatas riojana y unos chorizos y morcillas asados. Muy bien todo.
Seguimos con un cordero asado. Bueno.
Chuletillas a la brasa. Muy buenas. Excelente materia prima y en su punto.
Manitas de cordero guisadas. EXTRAORDINARIAS.
Helados para postre pues se trataba de desengrasar un poco.
2 Botellas de vino. Un Mitarte crianza 2004 excelente y un Peciña blanco muy acertado. Copas correctas.
Cafés y chupitos de orujo.
Servicio muy profesional.

Y esta vez tomamos de primero morcilla de burgos y chorizo asados y puerros en vinagreta, tiernos y muy sabrosos.

Segundos a base de costillar de cordero asado con patatas guisadas al vino blanco y rabo de buey con guarnición.

Vino de crianza de la Sonsierra, aguas, pan y cafes (sin postres).

En plena sierra, a 6 km de San Vicente de la Sonsierra se encuentra este idílico lugar, rodeado de jardin, monte y viñedos.

Carta interminable de vinos de la zona, de todos los tipos con buena rcp.

Tomamos de primeros Caparrón de la zona y menestra(impresionante), muy bien elaborada y variadísima.
De segundos, chuletitas de cordero asadas al sarmiento y manitas de cordero guisadas.

De vino tomamos un Sonsierra vendimia seleccionada 2004, buena temperatura de servicio y copas correctas.

De postre helado de vino tinto con sirope de tempranillo.

Cafés, agua y pan.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar