Restaurante Entrevinos: Buena y moderna taberna


Realmente muy bien la experiencia en este local.
No es muy amplia, resulta bastante bulliciosa, sobre todo por la gente esperando en la barra, pero merece la pena sin duda. A las 9:30 les quedaba una mesa y con ella nos quedamos (no admiten reservas). Mesas sin mantel. No nos importó.
Servicio atento y hasta simpático.
La carta es muy atractiva. Basada en buenas materias primas con presentaciones modernas.
Servicio de los platos escalonado, sin esperas, aunque el primero tardó en llegar un pelín más de la cuenta.
Cena para 3 pax:
Entrantes:
Salmorejo de almedras con migas de centollo: Realmente escepcional. Nada pesado, suave y perfecto el toque de almendras picaditas y centollo.
Ensalada de pintada escabechada con trigo: Destaca sobre todo este último componente. Muy bueno.
Rebozuelos y verduras salteadas: Magníficos los rebozuelos y las verduras en su punto.
Segundos:
Presa ibérica: Buena materia prima.
2x tacos de atún: Perfecto el punto del atún. Bien asado por fuera y crudito por dentro. Sabroso, jugoso. Lo pedimos con ciertas reservas y acertamos. Además lo sirven sobre una especie de salmorejo de remolacha muy logrado.
Lástima que no haya postres. La única alternativa que te ofrecen son quesos. Mi valoración en el apartado comida es muy buena, pero debe tomarse bajo la perspectiva de una taberna de vinos.

Vino: Carta muy amplia, tocando todas las DOs y al tanto de las novedades del mercado, con presencias incluso internacionales. Precios ajustados. Pedimos 12 Voltios 2007 (21.50€ + IVA) servido a casi 20º. Solicitamos cubitera (no pusieron mala cara) que corrigió el problema en apenas 10 minuntos. Copas Spiegelau, suficientes. No pongo nota alta sobre todo por el excesivo número de vinos en la carta agotados. No hay excusa, a mi modo de ver.

Precio total: 103,58€ (incluido IVA y 2 cestitas de pan a 1,50€).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar