Restaurante La goleta sanxenso en Sanxenxo

Restaurante La goleta sanxenso

8
Datos de La goleta sanxenso
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
7.9 10
Servicio del vino:
6.3 10
Comida:
7.9 10
Entorno:
7.9 10
Calidad-precio:
9.3 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:

Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



8 Opiniones de La goleta sanxenso

El año pasado estaba de reforma, lo han dejado muy bien, y como es un fijo, este año no podíamos faltar a la cita.

Fuimos a lo seguro, como siempre, una mariscada, abundante, demasiados mejillones y muchos berberechos, no es precisamente la mejor época de este marisco, dos necoras pequeñas, hasta julio no se abre la veda, así que gallegas no eran, un par de ostras, ricas, tres volandeiras, langostinos, gambas, una bandeja de almejas a la marinera, nos encanta la salsa, cuatro o cinco navajas y cambiamos el buey por un bruño, centollo pequeño, pelin seco , correcto para 60€ , el marisco lo que se puede esperar por este precio , aunque de hace dos años salía 50€ y si le añadías una buena centolla , 65€ , en esta ocasión era pequeña y nada que ver .

Como si de un deja vu se tratase, volvemos a pedir arroz con vieira, en esta ocasión peca de saber demasiado a tomate, esto en un arroz, le da demasiada acidez, pero no quedo nada, abundante marisco y al mismo precio que hace dos años , 40€ .

Dos postres, una tarta de orujo, seca y otra de chocolate, correcta a 4,5€ cada una, otra costumbre que ha desaparecido tras la reforma , antes te sacaban unos postres variados y junto al orujo , era invitación de la casa , me imagino que hay que pagar la reforma , legitimo es , solo que nos habían acostumbrado mal .

Para beber pedí un contraaparede, me sacaron del 2008, pelin atrasado, pero lo probé y no estaba mal, hay andaba justo, justo, 22€, justo precio dada la añada.

Servicio pan un euro como siempre, orujo de invitación y un total de 140€, que después de experiencias posteriores, dan una Rcp, buena, sin mas.

Será por lo que sea, pero ya no es un sitio que recomendaría tanto como lo he hecho , este año estuvimos de acuerdo la familia, en que ya no nos hacia tanto tilín, igual no son ellos, semos nosotros.

Bueno, se que este comentario va a ser como la película del día de la marmota, que se repite constantemente, pues la experiencia en este local es algo así.

Ya es la cuarta vez en años distintos que nos acercamos a la goleta, siempre pedimos la mariscada, cambiando el buey, por una centolla, eso hace que de 50€ con buey, pase a 65€ con centolla, volveré a dejar la foto de la mariscada, impresionante, centolla, dos necoras, varias navajas, cuatro ostras, mejillones, berberechos, gambas y langostinos y unas almejas a la marinera, la leche.

Este año pedimos unos percebes, na 100 gramos, para limpiar el paladar antes de la mariscada, 12€ de percebe gallego, que no hay manera de comer en mi tierra, por muy gallegos que ponga que son en el cartelito, nunca, ni se parecen.

Luego el arroz con vieiras, como siempre sabrosísimo y con abundante vieira.

Para beber, albariño leirana 2013, que voy a decir de los vinos de Rodri, me encantan, todos distintos y todos con mucha personalidad.

Servicio de pan 1€, agua de litro 2€, el vino, 19€, el arroz, 40€, mariscada 65€, postres y orujos, invitación de la casa.

Solo diré , que al igual que el restaurante Sabino , son dos locales que recomiendo encarecidamente , cada uno con sus diferencias , el Sabino es mas técnico a la hora de elaborar y buscar producto , pero hasta ahora solo he recibido felicitaciones por la recomendación.

Buscábamos un sitio para tomar unas raciones pero el lleno era total en los restaurantes que intentamos, con lo que decidimos coger comida e irnos a casa para disfrutarla tranquilamente.
Llegamos a la conclusión de que La Goleta sería un buen sitio para coger esa comida así que para allá nos fuimos. Había alguna mesa libre en terraza pero el día no estaba como para muchas alegrías así que seguimos con nuestro plan. El interior de La Goleta no es su fuerte pero en un día así no queda otro remedio. Entramos y cuando le indicamos al maitre que queremos llevarnos comida a casa nos dice que si preferimos se queda una mesa libre en un par de minutos, con lo que la decisión está tomada: Nos quedamos.

Sin darnos tiempo ni a tomar algo ya nos acomodan en la mesa y empezamos a pensar en lo que vamos a pedir. Nuestros acompañantes venían de una boda a mediodía pero aún así decidimos entre todos que lo mejor será tomar un arroz. Como se trata de un plato contundente, sólo tomaremos un ligero picoteo para abrir boca y 3 raciones de arroz.

Elegimos el vino y empezamos con Leirana 2013, vino de Forjas del Salnés y que en esta añada, a pesar de que le falta tiempo en botella para expresar todo lo que lleva dentro, ya está estupendo, con muchos cítricos, mineralidad y terruño.

Llega el primero para picar mientras esperamos al arroz: Pimientos de Padrón. Son los primeros de la temporada y a estas alturas no pica ninguno. Con esa sal gruesa están estupendos, se comen como pipas.

Una vez llega el arroz nos cambiamos al vino tinto, pero un vino fresco y con acidez que acompañe bien a la comida. Nos decidimos por un vino de Ribeira Sacra: Ponte da Boga 2012. Normalmente encontramos este vino un poco reducido pero en esta ocasión está estupendo, con mucha fruta roja, joven pero ya disfrutable.

Y llega la estrella de la noche: Arroz con vieiras. El arroz en el punto de cocción exacto, al dente. Humedad justa para que no esté seco pero tampoco sea caldoso, abundantes trozos de vieiras, perfecto. Los arroces de La Goleta están todos muy buenos, normalmente siempre me decido por el de bogavante pero este de vieiras me ha parecido igual de bueno.

Para cerrar, variado de postres invitación de la casa incluyendo: tarta de queso, tarta de manzana y tarta letras de crema, todo casero. Nos ofrecen los clásicos orujos pero rehusamos la invitación.

Éste es un restaurante que nunca falla, siempre está de notable hacia arriba, con una RCP estupenda, vamos, un seguro. Espero repetir en lo que queda de verano.

Mi siempre querido local, es para mí junto con algún otro que de momento no nombrare, sinónimo de vacaciones en Galicia.

Siempre pedimos lo mismo, esto si que seria un dejavi, arroz de vieira para dos, aldente y con puro sabor a mar 58€ lo que veis en la foto , una mariscada cocida , a la que en este caso le dijimos que nos cambiase buey por centolla , con un incremento de diez euros , bien a gusto pagados , pedazo mariscada .

Abundantes berberechos, mejillones, cuatro ostras, cuatro buenas navajas, dos necoras cocidas , la centolla sabrosísima , abundantes y ricas gambas plancha , cuatro pedazo langostinotes de calidad y una bandeja de almejas a la marinera , cuya salsa nunca queda , magnifica y regular mariscada a un precio estupendo , cambiar la centolla por un buey y hablamos de 48 € de buen marisco .

En esta ocasión pedimos también unas almejas al natural, aunque pasadas por plancha, que espectáculo, que tamaño y que sabor 18€ seis almejas que a gusto pagadas, quizás al sacarnos la mariscada antes que el arroz, no pudimos con todo, eso si taper y arrocito para cenar.

Para beber un contraaparede, junto con los vinos de Rodri mis albariños preferidos, a 22€.

Una charla con mi amigo Millers , por 6€ y aunque en este viaje no lo he comentado en la mayoría de valoraciones , el servicio del pan se cobra en todos los locales en este caso el mas barato junto con Acurva , setenta y cinco céntimos.

Resumiendo grande el poder darse una vuelta por este local, siempre a tope, por algo será.

Todo muy bueno, entradas, marisco, pescado, carne y postres. El local apretado, pero no da para más.

De mi anterior visita a Galicia es uno de los locales que mas me gusto, situado en el paseo de Sanxenxo, con buenas vistas si comes fuera y al ampliar su aforo exterior fácil que en verano lo hagáis.

Carta sencilla y de buen producto, no buscan la excelencia pues tampoco la exigen a la hora de cobrarte, pero ¡ojo¡ el producto de muy bueno .

Empezamos por un arroz de vieira, bueno primero decir que el joven que nos atendía se acordaba del par de veces que habíamos estado y eso que hace tres años de aquello , profesional hasta en la memoria, bueno pues pedazo de arroz de vieira sabor contundente a mar , punto perfecto y vieira con cojo….

Por supuesto después pedimos una mariscada para dos, llevaba tres años echándola de menos, en concreto la de este local, os dejo la foto, foto que he mandado a todo dios por washap o como de diga.

Centollo , dos necoras , cuatro ostras , abundantes berberechos y mejillones , muy sabrosos , cuatro buenos y sabrosos langostinos plancha , abundantes gambas a la plancha, cuatro hermosas y sabrosas navajas plancha y una bandejita de almejas en salsa , todo ello de buena calidad y por 48€ , para mi maravilloso .

El arroz, también dejo foto nos salio por 36€, comimos los tres y bien y la cría repitió.

Para beber un vino de la zona contraparede , uno de mis preferidos , aunque este año he descubierto nuevos vinos gracias a Alberto y a su amigo rodri , bodeguero y del que comentare algún vino mas adelante .

Me falto un poco de vino y pedí una copa de blanco, me pusieron un albariño de cosechero, sin etiqueta, me recordó por su muchísima acidez a un txakoli de los de antes, me doy cuenta de la evolución que estos dos vinos del norte han sufrido y solo puedo alegrarme de dicha evolución.

De postre una filloas con nata y me sacaron unas ciruelas pasas rellenas de helado con unas natillas debajo muy refrescante plato, no nos cobraron y me suena que era costumbre no hacerlo y por supuesto unos orujitos de la casa by de FACE.

Esto del orujo es común a prácticamente la totalidad de los restaurantes gallegos, por esto , como ya he comentado les perdono que me cobren el pan , me sale mas a cuenta .

Resumiendo si os gusta el marisco rico y a buen precio no sos lo perdáis.

Con ganas de comer un buen arrocito, nos hemos dirigido a este restaurante ubicado en el paseo marítimo de Sanxenxo.
En este caso nos hemos acomodado en la terraza que tienen sobre el mar, donde las vistas son inmejorables y la cría ha podido campar a sus anchas dando de comer a las gaviotas.
Servicio de lo mas cercano y atento.
Mesas amplias, con manteles sintéticos e individuales, vajilla y cubertería de calidad y copas adecuadas.
Para comer íbamos a tiro hecho y hemos pedido un arroz con vieiras para 2 personas a 36€, como el camarero nos ha dicho que tardaría sobre unos 20 min. hemos decidido pedir también una ración de zamburiñas, unas 10 unidades, muy ricas de sabor, aunque un poco mas hechas de lo que nos habría gustado.
En cuanto al arroz, se sirve en una paellera de tamaño mas que considerable, el punto es entre un poco caldoso y meloso, las vieiras de gran calibre y el sabor bastante concentrado, se nota que han usado un muy buen fondo.
Comimos dos generosos platos cada uno, mas otro la cría y aún así todavía sobró un poco.
Aunque no teníamos pensado pedir postre, se nos presentó el camarero con una pequeña degustación de los mismos, tarta de crema y chocolate, tarta de queso con mermelada de arándanos y unas trufas recubiertas de cacahuetes troceados.
En cuanto al vino, disponen de una carta bastante clásica, con casi todos los albariños mas comerciales, así como Riojas y Riberas, exceptuando alguna referencia interesante, en este caso elegimos un Albamar 2011 a 19€, servido en cubitera y dándolo a probar.
Terminamos con unos ricos cafés y unos orujitos invitación de la casa.
Pues un restaurante de lo mas recomendable, con un trato agradable, buena comida y con detalles como los postres y los chupitos.

  • Degustación de postres

  • Arroz con vieiras

  • Albamar 2011

He ido muchas veces a este restaurante y lo conozco muy bien. Se trata quizás del restaurante con la mejor relación calidad/precio en Sanxenxo, pueblo costero de Pontevedra en el que en verano se congrega un gran número de turistas.

Mi última experiencia consistió en un carpaccio de lubina y empanada de zamburiñas de primero y un espléndido arroz con bogavante (creo que mejor debería decir bogavante con arroz) de segundo. Todo ello estuvo regado con un magnífico Rías Baixas Leirana de Forjas del la casa invita a un variado de postres y a los licores.

El pequeño homenaje se saldó con 90€ para 3 personas.

Creo que es difícil competir con este estupendo restaurante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar