Restaurante Jaizkibel en Barcelona

Restaurante Jaizkibel

4
Datos de Jaizkibel
Precio Medio:
55 €
Valoración Media:
4.8 10
Servicio del vino:
3.8 10
Comida:
6.0 10
Entorno:
4.5 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 55,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Cerrado lunes y domingo noche

Teléfono


4 Opiniones de Jaizkibel

Clásico entre los restaurantes de la zona cuando ésta estaba en auge en la época de restaurantes vascos y asturianos, ha seguido siempre la misma línea y debería modernizarse en algún aspecto, están encasillados en la misma oferta desde hace 30 años.
Eramos 3 y pedimos todo para compartir: 2 raciones de percebes, (pequeños), 1 ración de navajas a la plancha 6 cigalas "playa" a la plancha, las seis exactamente del mismo tamaño (sospechoso)y 2 solomillos a la plancha troceados acompañadps de pimientos del piquillo.
De postre un limón helado y un helado de trufas con avellanas garrapiñadas.
2 cañas de cerveza, 2 botellas de vino tinto Rioja, 2 cafés y un pacharán.
El servicio con prisa por tomar nota y prisa para ir sirviendo los platos.

Pues eso, regreso al pasado, la máquina del tiempo.... barra atiborrada y unas 10 ó 12 mesas alineadas en un pasillo. Olores a navajas a la plancha con limón, servicio cercano, de compadreo.... fui invitado.

Esas 10 ó 12 mesas alineadas están al final del local. Para llegar a ellas hay que pasar por delante de la plancha que le da aroma, calor y color al local. Sillas de enea, copas y vajilla normalitas, de mesón de hace 30 años. Ambiente de celebración.

Comimos:

Micropercebes, insulsos
Nécoras partidas por la mitad, bastante vacías
Almejas blancas a la plancha, bien
Navajas (no probé, sólo olí)

De plato principal comimos rodaballo a la plancha (curiosamente con un exceso de aceite que atribuyo a las patatas que lo acompañaban), pues eso excesivamente aceitoso

De beber, Gramona III lustros

No postre, cafe regular

Salimos oliendo a berberecho al vapor

Felipe y Juan han sabido preservar las claves del éxito del Restaurante Jaizkibel implantadas por Manolo, su anterior dueño. Su materia prima, especialmente mimo en los pescados y mariscos, han permitido mantener a la misma clientela de siempre. Siempre que voy nos dejamos aconsejar en el comedor por Felipe, y casi siempre acertamos: Besugo al horno con refrito y patatas, o cualquier otro pescado que tengan ese día elaborado de la misma forma. Como entrantes, sus gambas, cigalas o navajas son apuestas seguras. Su carta de vinos exige renovación ya. El local es pequeño y su cocina se centra prácticamente en comida al horno y a la plancha, por lo que no esperes variedad. Los postres se reducen a la repostería que encargan. Más que recomendable acabar con un pacharán casero helado, servido casi granizado. El trato es próximo (son muchos años) y muy correcto tanto si es la primera vez como si llevas 100.

Este restaurante con mas de 25 años de existencia no ha olvidado que la calidad de la materia prima esta por encima de todo, así pues aquel que vaya buscando espumas, aires o reducciones de alimentos, no los va a encontrar. Se reencontrará con los sabores y presentaciones de siempre, eso sí, lo que prima en este local es la excepcional relación calidad precio.
No busquemos glamorosas copas ni vajillas espectaculares, es mas, la carta de vinos pide a gritos una remodelación y actualización pero por otro lado podemos disfrutar de referencias que ya no son tan habituales, como es el caso del clásico Monopole riojano.
Esto es lo que degustamos para dos personas: Gambas al ajillo, calamares a la romana y chipironcitos de playa al vino como entrante y un bacalao de excepción a la vizcaína con un besugo a la donostiarra como segundo, reposteria de la casa de postre, cafes y el ya mencionado Monopole, todo por 90,15€. Alguien da mas...?

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar