Restaurante Reina Isabel: Una pena


Pues eso, es una pena que un hotel tan encantador, con un jardin magnifico, tenga una cocina tan trivial y un servicio tan displicente. Cuando de aperitivo de la casa (en un hotel 5*) te ponen un trozo de queso con confitura de bote sobre un pan duro, ya la cosa es para inquietarse. Luego vinieron una parrillada de verduras correcta, un crujiente de rabo de toro mas bien reseco, una corvina pasada de coccion y un carrillera sin mayor interes. A estas alturas lo que apetecia era pasar de postres, levantarse de la mesa y pasear por el precioso jardin, que por la noche tiene su gracia. Carta de vinos corta y con precios x3 o x4 sobre tienda y ni siquiera te dan el vino a probar. En fin..... que el palacio es precioso.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar