Comida correcta, ambiente informal y precios razonables

Comida italiana basada en pizzas, pastas, algunas ensaladas, todo ello de calidad promedio. Pedimos al centro un par de ensaladas con palitos de pollo y ensalada verde con parmesano y vinagre de Modena. De segundo pasta o pizza. En mi caso una pasta tipo "tortellone" rellena de espinacas y acompañada por una muy buena salsa de tomate y queso de "bufala". Sin duda el mejor plato aunque probé una pizza con trufa negra que resultaba muy agradable.
De postre tartas y helados industriales.
La carta de vinos es muy escueta (de hecho es una página) donde tampoco hay nada interesante. Tomamos un Conde Valdemar a la temperatura correcta y algún comensal se animó con el lambrusco de la casa servido a granel en jarras. Terminamos con cafés y licores cortesía de la casa
Copas normales, manteles y servilletas de papel. Decoración, servicio y ambiente desenfadado.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar