Restaurante Comiols: Bien, bien.


Es claro que Francesc sabe a dónde ir a comer bien y a un precio razonable.

En comiols la materia prima se trata bien y las elaboraciones están cuidadas. Los Ceps estaban espectaculares. Quizás los mejores que he probado, también tenían buana pinta los raviolis... el cochinillo en su punto, quizás un poco más crujiente la piel le hubiera dado un toque de textura más compleja al plato en su conjunto... y la perdiz aparentaba... (los alcaparrones que acompañaban eran de verdad: grandes, como tienen que ser)

En el capítulo de vinos finalmente seleccionamos Embruix. No suele fallar. Al principio más cerrado, luego abrió y muostró su lado más elegante y seductor. Me gusta Vall Llach, lo debo reconocer.

Los postres fueron maridados con un pocquito de vino dulce... y la selección de Francesc para mí fue maravillosa!!!, higos con helado de canela y PX Spínola... en dos palabras: im-presionante.

Comida muy grata, en grata compañía.
Gracias Francesc... nos vemos por Córdoba.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar