Restaurante Atmosphère en Valencia

Restaurante Atmosphère

Datos de Atmosphère
Precio Medio:
22 €
Valoración Media:
6.8 10
Servicio del vino:
6.0 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona:
Dirección: C/ Quart, 89
Código postal: 46008
Tipo de cocina: Internacional
Vino por copas:
Precio desde 17,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Fin de semana

Teléfono


2 Opiniones de Atmosphère

Pues ya hace un tiempo que este restaurante se graduó y acabó su paso por el instituto para "independizarse" y acercarse al barrio del Carmen, aunque al otro lado de las torres de Quart (modifico la dirección) donde antes estaba Salatem.

El local ha mejorado su decoración con mesas amplias, sin mantel, copas cubiertos y vajilla correctos. El servicio es efectivo, amable, cercano, con buenos consejos y creo que llegó a completar ese 50% de aforo permitido en la actualidad, con buenas medidas anti Covid aunque mantiene cartas impresas de contacto personal.

La carta de vinos es corta suficiente con pocos vinos de cada clase, con precios algo elevados (más de x2), sobresaliendo la presencia de generosos, vermuts y destilados además de varias opciones de cervezas. La carta de comidas a medio día se fundamenta en un menú del día (15€ entre semana y 18€ en fin de semana) con muchas opciones de primeros, principales y postre para elegir uno de cada; interesante es la opción de menú de degustación tanto el corto de 4 platos salados y 2 dulces (o incluso 5 y 1) en raciones acortadas de los propios platos del menú del día a elección de la jefa (por 19€ y 23€ según el día de la semana) o el menú largo con 2 platos más (recargo de 3€), aunque en ninguno de los casos incluye las bebidas ni el café, pero se oferta la posibilidad de maridaje; servicio siempre a mesa completa. Por la noche solo hay carta sin opciones de menús ni siquiera el menú degustación. Tiene además opciones de almuerzos y brunch, tardeo... aunque no todos los días de la semana. Los platos cambian por temporada trimestral después de la elaboración teórica de Enmanuelle y su ejecución práctica en cocina.

Tres para comer con reserva previa y nos decidimos por el menú degustación corto cuando nos comentan los platos que vendrán. Lo hicieron a muy buen ritmo, acompañado de un pan corriente loncheado y con raciones como si fueran tapas que resultaron suficientes, emplatados correctos, con buen fondo y buen trato de producto; se define como cocina internacional con toques franceses. Interesante. 

Para beber elegimos vermut blanco Ciento Volando blanco (única opción en blanco), agua sin gas grande y en vino elegimos un tinto Château Croix Blanche 2018 (19€); servicio del vermut correcto en mesa, y servicio del vino a buena temperatura, apertura en mesa, dado a catar y primer servicio de copa para seguir con autoservicio. Para comer elegimos la opción de 5 platos salados y 1 dulce y nos ofrecieron tomar:

. ensalada César con crujiente de pollo de corral, lascas de parmesano, salsa César y picatostes de finas hierbas: corta ración, buena salsa de elaboración propia con un poco de anchoa, bien de sabor.

. huevo (ecológico) mollet con cremoso de guisantes, espárragos trigueros y jamón ibérico: con esos ingredientes no se puede fallar y así resultó con un perfecto punto del huevo y variedad de texturas en cada cucharada; bien de cantidad. Muy bien.

. coca con pimientos rojos asados, espinacas a la llama, berenjena plancha, queso burrata y pesto de albahaca: sobre una base de coca muy cercana a galleta y en ración ajustada, elementos bien tratados.

. arroz meloso de verduras de temporada: buen punto del arroz, bien de sabor para ser verduras.

. boeuf bourguignon: plato marca de la casa, de un buen guiso de carne de vaca cocinado 5 horas con vino tinto a baja temperatura. Excelente de sabor, carne de textura muy melosa y buena reducción del caldo de fondo. Ración cumplida. Imprescindible.

. tarta Tatín: ración más que correcta, sin ningún complemento (a veces menos es más), muy buena de sabor y textura. A pesar de no ser lo previsto, no pusieron ningún problema a cambiar uno de los postres por sorbete de cítricos con cava y hierbabuena referido como bueno.

Rematamos con unos buenos cafés y carajillo de ron, sin prisas en la sobremesa. Un sitio que merece la pena conocer y repetir.

 

  • boeuf

  • ensalada

  • huevo mollet

  • coca

  • arroz

  • tarta Tatín

Bistrot de ambiente muy agradable, con horario de 8 a 20 que ofrece desayunos, almuerzos y comidas. Fuera de este horario se ofrecen fiestas privadas y otros eventos.
El menú de mediodía (1º, 2º y postre, 9,90 € con IVA) es muy recomendable y ofrece unos platos cosmopolitas, predominando la cocina francesa y la asiática. Pedimos de 1º una sopa fría de calabacín con hierbabuena y una tatin de tomate. Buenas opciones con los calores valencianos. De 2º, rollitos de verduras y guiso de cerdo, ambos originales. Postres: sorbete de piña y helado de vainilla con chocolate fundido. Pedimos también una tabla de paté (9 €), elaborado en Francia por la madre de la propietaria. Producto exquisito. La bebida, aparte, ofrece una carta de vinos algo corta, con la posibilidad de pedirlo por copas. No es un restaurante de grandes pretensiones pero el menú está realmente bien, es original y el trato es amabilísimo. Resulta muy interesante visitar la web, donde se actualizan los platos cada día y se dan informaciones de los numerosos actos culturales que tienen lugar allí.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar