Restaurante Nuestro Bar

8
Datos de Nuestro Bar
Precio Medio:
27 €
Valoración Media:
6.3 10
Servicio del vino:
5.8 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
5.6 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 13,78 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingos noche y julio

Teléfono


8 Opiniones de Nuestro Bar

Teniamos que parar a comer en Albacete y nos  apetecian unas tapas  manchegas. Previa reserva el dia anterior acudimos a este restaurante de los de toda la vida. Local lleno y doblando mesas. Camareros " de siempre" con gran profesionalidad.

El comedor donde nos pusieron muy agradable y nos dieron una especie de sangria de bienvenida. Nos decidimos por el menu degustacion de tapas que es una barbaridad y fue imposible acabarlo.

Para beber un vino excelente que no conocia: Rabia (petit verdot de Jumilla) 2016  con 14 meses de barrica. La pena es las deplorables copas que tienen.

El menu consiste en :

* Atascaburras. riquisimo

* Ajo mataero, nos nos gustó . demasiado fuerte de sabor

* queso frito .muy rico

* Lomo de orza. correcto

*REvuelto Ducinea. flojo

* migas ruleras. flojas

*Angulas de monte. regular

*perdiz escabechada . Muy buena

* gazpacho manchego. Muy flojo. lo  que mas me decepciono

El menu son 26, 40 euros por persona sin bebida. Aceptable en general para probar la cocina manchega. 

Con vino salimos a 36,50 por persona

¿Qué os apetece comer? Pues algo de aquí, sin mucho boato. ¡A Nuestro Bar!

Y para allá que fuimos un día de entre semana.

Y qué de gente había, oye. Por algo será.

Parece como si se tratara de una venta que ha engullido la ciudad. Un lugar pintoresco, tanto exterior como interiormente. ¿Demasiado típico quizás? No sé, a mi me moló.

Nos acomodaron en el comedor interior, en una amplia mesa circular, éramos cinco comensales. En la entrada misma del citado comedor, nos recibió un señor de cierta edad (apuesto a que era el dueño) con un perolo de “cuerva”, una bebida del estilo del zurracapote, del cual nos sirvió un vasito a cada uno. Demasiado dulce para mí, solo me mojé los labios.

El camarero, con mucho oficio, fue sondeando y decidió que lo más conveniente era que tomáramos un menú que tienen a base de platos al centro de especialidades manchegas. ¡Ea pues!

Y esto fue desfilando por nuestra mesa:

Queso frito con arándanos
Atascaburras
Revoltillo Dulcinea
Perdiz en escabeche
Lomo de orza
Migas ruleras
Ajo mataero
Gazpacho manchego
Cordero deshuesado al ajo cabañil
Panecicos dulces

Oye, qué gozada chico. No tenía fin. Un platillo, y otro, y otro… Estos menús regionales, si los hacen bien, es que te hacen disfrutar un puñao. Lo único que no había probado antes, y que fue lo que más me gustó, fue el ajo mataero. ¡Pero qué perdición! Un guisote trabado a base de pan acimo e hígado de cerdo, ajo y pimentón por un tubo y unos piñones por encima. Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaayayay.

Buena carta de vinos en lo que atañe a referencias manchegas, mucha diversidad y buenos precios. Tomamos un Finca Antigua Crianza 2013 que a esta cocina le fue pintiparao. ¡Tooooma maridaje geográfico!

Servicio, el que toca, sí, ése, el que se imaginan. Mediana edad, cercano, campechano y profesional.

Typical? Quizás. Pero mola. Seguramente haya manchegos de pro que digan que eso no es... Chico, a mi me gustó, que quiés que te diga.

Volveré, y esta vez con mi familia, más rápido que deprisa.

Simplemente genial soy de valencia y buscaba en este dia festivo comer comida manchega que tanto me gusta , me guie por verema y encontre este local , solo puedo decir que muy muy bueno pedimos dos menus de viernes (23 euros por persona) yo atascaburras y de segundo conejo a la pozuelana , mi mujer pisto manchego y también conejo pozuelana de segundo , de postres el popurri , aparte tambien degustamos lingotes (dados de queso manchego frito) y angulas de monte (setitas de montaña) todo estaba muy bueno , tenia que conducir y no pedi vino sino cerveza....... al final la cuenta me parecio hasta muy barata (63 euros) o sea por 30 euros por cabeza comes como dios en este pintoresco y bonito local , también hay que decir que el servicio exquisito soy muy buenos profesionales y se nota que con años en el negocio

Igual soy yo, pero me pareció excesivamente típico. Decoración rústica, fachada pintada de blanco con los bajos en azul, ventanas de hierro forjado... Me pareció un local para turistas. Servilletas de papel, cubiertos y copas corrientitos y platos que parecían sacados de una tienda de souvenirs.

Cenamos en la terraza unas tapas. La comida, acorde con la decoración. Platos de la gastronomía tradicional castellana. Tomamos queso frito, lomo de orza (insípido), atascaburras (todavía busco el bacalao...), sesos rebozados (bien) y croquetas (también insípidas).
De postre: arroz con leche, tocino de cielo (le sobra el caramelo de bote) y pan de Calatrava.
Una cerveza, una cola y una botella de agua.

El camarero fue muy atento.

Con el menú preparado para un grupo de entendidos de vinos, estuvimos encantados.
Oferta muy amplia y variada, cada plato de muy buena calidad.
Nos servieron una gama de vinos muy variada y ajustada a nuestros intereses. Servicio rápido y muy amable. A volver.

A la entrada de Albacete se encuentra este restaurante de cocina regional. Carta kilométrica, hay absolutamente de todo. "Tiramos" del menú, nos pareció muy interesante. Entrantes de "cosicas ricas", según ponen, cuatro platos de cocina local, atascaburras, lomo de orza, migas, ibéricos... De segundo un codillo riquísimo y una pierna de lechal respetable. Carta de vinos muy correcta, decoracíón regional y servicio de mesa rápido. Para los que les guste comer bien, comida sincera a precio interesante, esta es una buena opción.

Trato muy agradable, profesionalidad, calidad en la cocina, y una excelente R.C.P
Carta manchega, todo lo que te pueda apetecer y si no por encargo te hacen infinidad de platos.
Atascaburras, migas, gazpacho, ajo mataero, sopa de ajo, setas....................... todo lo que probamos estuvo bueno.
Y en Semana Santa Torrijas de postre.
Un lugar que merece la pena.

Honestidad y amabilidad son las grandes bazas que ofrece este restaurante decano de Albacete a sus visitantes, amplia carta de especialidades manchegas y buen manejo de la materia prima. La carta de vinos nos introduce algunas buenas sorpresas de la denominación de origen Castilla la Mancha. Alguna familiaridad de más se toma el servicio.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar