Restaurante Oliva Negra en Madrid
  

Restaurante Oliva Negra

3
Datos de Oliva Negra
Precio Medio:
38 €
Valoración Media:
7.1 10
Servicio del vino:
6.3 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.5 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Chamartín
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Oliva Negra

He ido dos veces. Materia prima no de primera calidad, pero se esmeran en la presentacio. Gran servio dce sala; juvenil y con ganas de agradar. Carta corta en vinos, pero acertada...igual le hace falta arriegar. Sala agradable y con algo de diseño vanguardista opero sin recargos...le falta luz en algun lugar d la sala.
Muy buena relacion claidad precio, y mas si te haces socio con un 25% de descuento. 110€ para tres personas, me parece un regalo.

El restaurante se presenta como de "fusión mediterranea", así que nos decidimos a comer a mediodía en este mes de Junio que parece Agosto en Madrid. Para refrescar un vinito de Rueda, Palacio de Bornos, y de aperitivo nos traen un poco de salmorejo. Muy rico. Pedimos las croquetas de bacalao en texturas. La mejor la que viene rebozada en almendras. La ensalada de canónigos tambien lleva una base de salmorejo, y unos panecillos enanos con queso. De segundo tomamos un risotto de carabineros, meloso, y unas vieiras con pastel de ¿boniatos era?...parecía un cruce entre flan y tortilla muy rico y dulce en contraste con las vieiras, que tal vez me parecieron pelin escasas. De postre compartimos el brownie con helado y peta zetas. El café muy rico, con hielo, tambien para combatir los calores. La comida resultó bien. El local está bien decorado y la atención estuvo correcta. Si te haces "socio" del restaurante te hacen un 25 por ciento de descuento en los platos. Se puede fumar.

  • Brownie

Restaurante de cocina mediterranea con toques de fusión oriental, con un trato muy amable y detallista, buena decoración. La carta algo "corta" para mi gusto, pero con buenos contrastes de sabores.
Comenzamos con lagostinos en gabardina japonesa, coca de setas y pavo (excelentes)y unas croquetas de jamón como entrantes. Los platos principales fueron Presa iberica con pure de piña y magret de pato con frutos secos y salsa de naranja. En el vino, nos decantamos por dominio de tares cepas viejas.
Terminamos compartiendo de postre un coulan de chocolate negro acompañado de helado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar