Restaurante Casa de Postas

1
Datos de Casa de Postas
Valoración Media:
5.0 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
4.0 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
3.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa



1 Opiniones de Casa de Postas

Un bonito restaurante situado al lado de la muralla, en pleno centro histórico de Ávila. La decoración recrea una antigua casa de postas, y ciertamente está conseguida. El ambiente del comedor es bastante agradable, un poco apretado según qué zonas, pero se está a gusto.

Comenzamos con una ensalada de hígado de pato con canónigos (18 euros), de elaboración sencilla pero muy buena, y generosa en la cantidad de pato, lo que no siempre ocurre. Bien.

De segundos, chuletón de Ávila y medallón de solomillo de ternera de Ávila (unos 30 euros cada plato, algo más caro el solomillo). El chuletón, de unos 500g, correctamente asado al punto en la parrilla. Bueno, pero no espectacular. La guarnición, patatas simplemente fritas, me pareció que no estaba acorde con el plato, pero bueno, detalle poco importante al fín y al cabo. Lo acompañé de una copa de tinto del vino de la casa, que resultó excelente (no recuerdo ahora qué vino era, lástima).

Sin embargo, el solomillo estaba pasado. Había sufrido ese proceso de maduración excesiva por almacenar la carne demasiado tiempo en el frigorífico, que le da ese "sabor a nevera" tan desagradable. Error impropio de un restaurante de ese supuesto nivel. Mi pareja dejó la mitad en el plato, aquello no se podía comer. No reclamamos, cansados del largo viaje hasta Ávila no apetecía vivir la situación, pero debiéramos haberlo hecho. Nos fuimos inmediátamente tras terminar las carnes, sin pedir postres.

El servicio, lo mejor del local. Nos atendió un camarero con gafas, de unos cuarenta y tantos o cincuenta años. Extraordinariamente amable y muy educado, servicial, agradable...uno de los mejores profesionales que he tenido el gusto de conocer. La encargada del local, una chica morena bajita, también irradiaba profesionalidad por los cuatro costados. Lástima del mal hacer en las cocinas, que desmerecen al resto de las bondades del lugar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar