Restaurante Sant Jordi - Ca la Katy

Datos de Sant Jordi - Ca la Katy
Precio Medio:
40 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Sant Marti Sarroca
Dirección: Ctra. Vilafranca a Sant Martí, km. 8
Código postal: 08731
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 40,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo

Teléfono


1 Opiniones de Sant Jordi - Ca la Katy

Después de muchos años sin ir, visitamos el restaurante de nuevo en familia. Está ubicado en Sant Martí, un pueblo del Alt Penedès bonito. Fuimos 6 adultos y 4 niños de 5, 3, 3 y 1 años, que se lo pasaron estupendamente. El local es amplio y con mucha luz, aunque pasamos un poco de calor. Estábamos un poco apretados en una mesa arrinconada al lado de la pared porque el comedor estaba lleno pero tampoco nos agobiamos. La carta ofrece platos de gastronomía catalana básicamente, menú degustación (entrantes, plato principal y postres)y menú de arroz (entrantes, arroz caldoso y postres). La mayoría pedimos el menú degustación con plato principal un arroz excepto mi cuñado, que pidió un entrecot con salsa de anchoa y mi marido, pato con ciruelas y piñones. Pedimos agua y un vino rosado La Rosa. La carta de vinos ofrece mayoritariamente vinos D.O. Penedès pero también hay buenas referencias de otras DDOO, aunque pocas.
Los entrantes constaban de xató (muy bueno), paté de la casa con malvasía de Sitges (no sabía a nada), mejillones al vapor, calamares a la romana (muy buenos) y gambas saladas (no eran excepcionales). Los arroces caldosos eran muy buenos (los escogimos de verduras, de bacalao y de pato), el pato también y el entrecot que tomó mi cuñado, tenía demasiado nervio, estaba un pelín pasado de cocción y no sabía a nada. Los postres fueron crema catalana (muy buena), mató (queso fresco) y helado de mandarina (mi cuñado volvió a no tener suerte, no sabía a nada). Los niños, tomaron una bola de helado de chocolate en un plis plas y se fueron al jardín exterior a jugar. Tienen unas cabras en un vallado que son la atracción de todos los niños. En definitiva, un restaurante para ir en familia, de cocina catalana sin pretensiones.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar