Restaurante Carta Marina

2
Datos de Restaurante Carta Marina
Precio Medio:
65 €
Valoración Media:
8.5 10
Servicio del vino:
7.8 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
9.3 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 65,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



2 Opiniones de Restaurante Carta Marina

Llegada a Madrid, llegamos al hotel y la primera pregunta, ¿donde cenamos hoy?

Aconsejado por un amigo nos indica varios restaurantes en la zona y nos dice que justo enfrente del hotel, NH Eurobuilding hay una marisquería donde unas amigas dijeron haber comido unas buenas ostras... ojeamos por internet y no nos lo pensamos dos veces!

Llegamos, Mila, la fiera y un servidor. Estupenda terraza para poder disfrutar de la cena. Entro y pregunto si se puede cenar en ella. Sin problema. Nos acomodamos y empezamos a ver el expositor de marisco.... menudo homenaje nos íbamos a dar.

La fiera decide que sus elegidos son almejas a la sartén y unas croquetas. Ambas muy ricas. La almeja muy buena y las croquetas también.

Mila y yo, decidimos compartir:

- Media docena de ostras al limón. Unas pedazo ostras de la virgen! Nada que envidiarle unas almejas de cuchillo que también tenían, pero no probamos.

- Media docena de carabineros. Como cigalas de grandes. Espectaculares. Eso sí, las cigalas del expositor de las pequeñas, como abacantos.

- Un par de vieiras al albariño. Las preparaban de dos maneras o tipo tigre o esta. La verdad es que seguimos la recomendación del camarero y acertó de pleno!

Compartimos entre todos una ensalada de tomate con ventresca. El tomate en su punto, perfecto y de la ventresca ídem.

Para beber, dado el homenaje que se avecinaba había que regarlo con algo que acompañase perfectamente la cena. Nos decantamos por uno que no habíamos probado pero. Uno nombre no recuerdo. Soy un desastre para esto. En pocas palabras, cojonudo. 85€ la botella.

Como aperitivo nos sirvieron unas tostad de pan, con bonito y tomate. Terrible. Esto ya fue el primer síntoma de que nos iban a dar muy bien de comer.

El servicio. De diez. Se nota que en estos sitios clásicos la profesionalidad es alta. En todo momento no nos faltó de nada y eso, estando solos en la terraza se agradece.

Por semejante festín, 280€ que sinceramente nos pareció hasta barato....

En definitiva, salimos con una sonrisa de oreja a oreja de las buenas!,

Para mí uno de los grandes rincones gastronómicos de la capital, tanto para un aperitivo de nivel, mejor dicho de mucho nivel, como para una comida de quitarse el sombrero. Mi ultima visita consistió en: unas ostras tamaño medio con un sabor a mar de largo recuerdo, unos santiaguinos tamaño medio también con mucho sabor y por primera vez en Carta Marina pedí carne y os aseguro que la volveré a pedir aunque ya sabemos todos lo que pasa con la ¨carne de buey¨ que de buey tiene bastante poco. La teja del café muy rica, la carta de vinos amplia pero de facil lectura aunque Baldo siempre ofrece cosas ricas. Lo menos bueno los Gin Tonic, un sitio de esta categoría debe hacer algo diferente con los digestivos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar