Restaurante Cremor

3
Datos de Cremor
Precio Medio:
30 €
Valoración Media:
7.1 10
Servicio del vino:
8.0 10
Comida:
8.0 10
Entorno:
4.7 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Cremor

Una vez más, aprovechando tiempo libre, he ido a probar un restaurante de la ciudad de Castellón. En este caso, el Cremor.

La ubicación es buena y mala al mismo tiempo, esta al lado de la estación de tren y autobuses de la ciudad, bueno por que atrae a gente, y mala por que la zona es fea de narices, en cuanto al restaurante, mala distribución, estrecho, y mesas demasiado juntas, mala insonorización, aunque hoy no había mucha gente, y era aceptable. Decoración basada en la madera, y aspecto de antigua taberna. Llama la atención que siendo considerado uno de los restaurantes "buenos" de la ciudad, no tenga mantel, y vaya con camino de mesa, y ya que es así, por lo menos que estos estuvieran más presentables.

Para comer, elegí menú degustación a 30 euros IVA incluido, bodega no incluida.

1. crema de garbanzo y sésamo, acido y difícil de comer solo, es necesario el pan para suavizarlo (eso si, la variedad de pan es más que notable, y la calidad del mismo también).
2. Croquetas de buey de mar y crema de gambas, crema demasiado líquida para mi gusto, demasiado rebajada, y quizá por ello falta de sabor, las croquetas, aceptables, pero sin ser una maravilla.
3. Guiso de setas con pimientos de padrón y bacon, este ha sido el mejor del menú, aunque ha pecado de exceso de ajo, menos mal que me gusta, buena variedad de setas la usada, aunque no estemos en temporada, y el punto del bacon acertado.
4. Calamar con vinagreta de kikos y pistachos, al igual que el anterior era el mejor, este ha sido el peor, calamar muy pasado de cocción, con lo que mascarlo ha sido un suplicio, y creo que poco acertada la combinación de los kikos pistachos y vinagreta.
5. Carrilada de cordero con alubias, este estaba muy bueno, plato consistente, sabroso y la salsa justifica la presencia de pan en la mesa. Si tengo que ponerle un pero, es la cantidad, pero siendo degustación, obviamente no te van a poner un plato hasta el techo, las alubias buenísimas (ahora veremos la digestión...)
6: Variado de postres, 3 cucharas, una con cremoso de turron e higos, cremoso de chocolate negro con crema de chocolate blanco y castaña con helado de menta. Buenos los 3.

Sirven vinos por copas, en este caso ha sido Fusión de Bobal, un vino de mesa, que para ser de mesa, esta bastante aceptable, aunque esperas que sirvan algo mejor del que consideran uno de los mejores restaurantes en cuanto a bodega de la ciudad.

Se nota que han tenido que bajar costes y obviamente pretensiones (ya estuve hace un par de años, en etapa pre-crisis), pero lo que más pena me ha dado, es que da la impresión de que han perdido la ilusión.

Se que es una crítica bastante dura, y no pretendo hacer daño, pues creo que más que nada, es que se han juntado un mal día en cocina (lo digo por el calamar), con una situación económica negativa, que ha contagiado a una parte del sector hostelero. Lo recuerdo como un sitio mejor, y ojalá vuelva a lo que era antes.

A pesar de todo lo dicho, un menú de estas características a este precio, me parece mejor que bueno.

Un saludo.

En un reciente viaje a Catellón, mi mujer y yo descubrimos este restaurante mientras haciamos tiempo para recoger un coche de alquiler en la estación de tren.
El local por fuera no deja intuir la calidad del establecimiento. Uan vez dentro nos encontramos con un restaurante dividido entre dos comedores con una decoración clásica aunque muy agradable.
Destacar el menú de 20 € con una acertada relación calidad precio y la vastísima carta de vinos con una gran selección de caldos de la zona y un amplio catálogos de vinos de otras denominaciones (nos encontramos hasta novedades "raras" como un vino de Salamanca de reciente apararición), todo a un precio más que correcto.
Degustamos junto a la comida una botella de Maduresa que nos encantó.
Destacar la cordialidad de la propietaria y el discreto y eficiente servicio. Nos dieron la posibilidad (que aceptamos encantados) de llevarnos el vino restante que no habíamos consumido.
En definitiva buena elección si estás por Castellón.
Saludos

Restaurante que se encuentra frente a la estación de tren, y aunque por fuera no dice mucho su cocina es de las mejores de Castellón. El estilo de la decoración es algo indefinido entre clásico y rústico, teniendo un menú de 20 € a mediodía muy completo con una relación calidad precio excelente (A la carta resulta algo más caro pero dentro de lo racional). Los platos de cuchara como la olleta los bordan, pero al igual que los entrantes y segundos platos conjugan cocina tradicional con toques modernos, como el calamar con quicos y pistachos servidos con raciones contundentes, que igualmente se aprecia en los postres como la torrija con helado, lo qu en definitiva hacen de este restaurante una de las primeras opciones de Castellón si no quieres acabar en el Grao. Mención especial merece su carta de vinos con muchas referencias de distintas denominaciones de origen, selectamente escogidas, a unos precios nada abultados, y prueba de ello es que nos sirvieron una magnum del pago de carraovejas, cosecha 2005, a 50 €.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar