Restaurante La Concepción en Segovia
Restaurante La Concepción
País:
España
Provincia:
Localidad:
Dirección:
Cód. Postal:
Añadir tipo de cocina Añadir vino por copa
Nota de cata VALORACIÓN MEDIA:
6.5
Servicio del vino SERVICIO DEL VINO
6.3
Comida COMIDA
5.7
Precio medio entorno ENTORNO
7.5
RCP CALIDAD-PRECIO
5.0
Opiniones de La Concepción
OPINIONES
3

La Concepción goza de gran predicamento entre los segovianos y posee una barra que suele estar atestada (los fines de semana es misión casi imposible pedirle al camarero). En verano resulta agradable su terraza en la Plaza Mayor.
La carta de La Concepción se sale del sota, caballo y rey de la restauración segoviana y se decanta por una cocina algo más moderna pero sin alardes vanguardistas.
El comedor se ubica en un sótano abovedado que habrá a quién le guste y a quien le resulte algo claustrofóbico.
Mis dos visitas se han saldado con unos platos que ni decepcionan demasiado ni emocionan en absoluto. Cocina correcta sin florituras, sin fallos ostentosos pero que tampoco entusiasma precisamente. Servicio diligente.
Me quedo con la barra para tomar un vino y unos pinchos

Uno de los mejores restaurantes de segovia, muy por encima de todos los mesones afamados y centenarios (tipo Duque, José María y por supuestisimo Cándido). Trabaja muy bien los platos que ofrece en carta, aunque los podrían mejorar utilizando materias primas de mayor calidad. La carta algo corta, y además no se preocupan mucho por el cambio de carta. Yo he estado 5 o 6 veces en el último año y la verdad es que uno ya no puede probar cosas nuevas. La carta de vinos no tiene estructuración alguna ya que con unos 20 o 30 vinos en carta es dificil abarcar todo tipo de vino y maridaje. Lo mejor son los postres, ahí se ganan al comensal, eso si que es saber hacer dulce la vida.

Un lugar diferente para comer en la ciudad del cochinillo. También lo hay en la carta (tradicional y también una versión más moderna), pero aquí el comensal tal vez busque otra cosa, y así es posible elegir algún plato que se salga de lo habitual, como el pichón con naranjas chinas; o unos pescados contundentes. En las entradas, ensalada de bacalao con tomate y pimientos verdes asados. Los postres se tarifan a 8 €, no pedimos.
Los precios están un poco subidos, en todos los apartados. En cuanto a la carta de vinos, es breve, y en los tintos se centra en riojas y riberas, con un apartado anecdótico para otras D0; sin embargo, la bodega (que se aprovecha de una cueva natural en el sótano en donde está el comedor) cuenta con algunos grandes reservas, incluido un Petrus a 1.410 €! Buenas copas y servicio atento. El ambiente es muy agradable y tranquilo, la verdad es que en estas fechas la gente prefiere arriba y no se atreve a bajar...

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar