Restaurante Tierra (Hotel Valdepalacios): No justifica un viaje.


Aunque se dice que una estrella Michelín, aun no tiene nivel para justificar un viaje, esta vez organizamos un viaje por diversas circunstancias, desde Cantabria por Toledo y luego a Salamanca pasando por este restaurante, por diversos motivos como son su estrella reciente y las polémicas entre las cumbres de la cocina española.

Zona de Parking desangelada.

Recepción perfecta, tras pasar la puerta del hotel, degustando unos aperitivos en un salón antes de pasar al comedor definitivo.

Comedor amplio, con ventanales generosos a un jardín y piscina, con mesas bien separadas, vestidas y con vajilla y cubertería muy acordes. La mesa solo tenia un ligero problema, como es una mal aplome en el suelo.

Carta con platos sueltos y 2 menús distintos.

Nos decantamos, los cuatro comensales por un menú de medias raciones, tras ser aconsejados por el maitre.

Coca de cigalas, ñoquis de remolacha, mero en salazón y jabalí con su guiso de carrilleras: a destacar en sabor la coca de cigalas y en presentación los ñoquis de remolacha. Del resto nada que decir en ningún sentido.

Tres postres: Parfait, pastel de torta del Casar y milhojas: cumplieron sin más.

4 cafés, sin carta de cafés a 4.75 euros unidad.

Carta de vinos, amplia y bien dotada con precios subidos. Tras dejar ser recomendados tomamos: Ossian 06 (45 euros) y Predicador 06 (48 euros) en los postres 2 copitas de Ochoa, detalle de la casa.

Muy buen servicio del vino, con un Maitre sumiller perfecto en su trabajo, el resto de servicio con buen nivel.

El precio al final total 600 euros (las medias raciones a 0.60 en vez de a 050).
Lo relatado: 2 manzanillas (Lastau) 2 cervezas y un Gin Tonic.

Un detalle: Gin Tonic de Bombay Sapfire con tónica Fever Tree, en vaso hasta discreto, sin ninguna preparación especial (limón, hielo y los componentes) 18.10 euros+IVA.

En conjunto, alrededores del edificio para parking, mal. Personal e instalaciones con buen nivel. Buen servicio del vino. Cocina sin destacar.

Al maitre un sobresaliente.

El precio sin relación al resto: No justifica un viaje, aunque tengo que decir que ya sabíamos a donde íbamos y a que.

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Almolo

    Lo de las medias raciones a más de la mitad del precio, es ya denominador común en la mayoría de los restaurantes y en muchos ni se indica en la carta

  2. #2

    dcisneros

    4.75 € por un café? menuda barbaridad. Si a 1 € el café ya tiene un margén del 1000%, menuda una se llevan ellos!

  3. #3

    Gabriel Argumosa

    Respuesta a dcisneros

    Efectivamente 4.75 más IVA y lo he puesto para dar una idea de el nivel de precios, no por el valor en términos relativos de los cafés.
    La toma de nota fue de 3 cafés cortados y en la factura pone 3 cafés de Colombia. Si nos presentan una carta de cafés , con un carro de cafés y toda la parafernalia al uso en este caso, hubiese comprendido hasta un precio más alto.
    Yo puedo entender que el precio sea muy alto, por ejemplo del besugo si se consigue una pieza especial, con un transporte rápido, con una elaboración costosa etc. o el ibérico que han adquirido a un señor que solo le alimenta con bellotas de tal zona y el cerdo ha tenido hasta entrenador etc.…
    Otro detalle el Gin Tonic, la botella de las que se pueden comprar en cualquier comercio del gremio, 3 o 4 hielos, limón y abrir el botellin de tónica que ya sabemos todos su costo. Aquí no hubo tampoco ninguna preparación de la copa ni demás detalles.
    Por todo ello la valoración de un 3 en la relación calidad precio.

    Gracias por realizar el comentario

  4. #4

    Gabriel Argumosa

    Respuesta a Almolo

    Ya, pero creo que se debe de hacer constar previamente.

    Gracias por realizar el comentario

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar