Restaurante Taberna Salinas

5
Datos de Taberna Salinas
Precio Medio:
19 €
Valoración Media:
6.6 10
Servicio del vino:
4.8 10
Comida:
6.2 10
Entorno:
7.3 10
Calidad-precio:
7.9 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 16,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


5 Opiniones de Taberna Salinas

Un clásico de la ciudad de Córdoba, al que acudimos en masa los foráneos en busca de lo tradicional, lo que hace difícil y complicado su acceso.

Clásico en todos los sentidos, para bien o para mal, pero que en cualquier tiene un éxito diario digno de alabar.

Acudimos a disfrutar del salmorejo cordobés (correcto), potaje de garbanzos y espinacas (sobresaliente, una fantástica elaboración con mucho trabajo de fondo), y del flamenquín (no soy fanático de esta elaboración, que estaba bueno). Debería haber optado por las comentadas croquetas de espinacas…, pero no hubo opción. Raciones muy razonables.

Interesante de visitar.

Gracias al AVE Valencia - Cordoba, se tarda tres horitas de nada , hemos vuelto a ver la maravillosa Mezquita, y comer en buenos sitios como este
El local ya descrito es muy bonito con varias salas . Todo estaba lleno .fuimos el puente de Octubre.
Todos los platos estan a 6'70 e. ( veo que no ha tenido subida desde hace años)

Un potaje de espinacas con garbanzos ...ufff todavia lo recuerdo expectacular
Un potaje de espinacas con manitas de cerdo consistente y sabroso
3 crqquetas de espinacas y 3 de bacalao
Boquerones adobados y fritos , un plato enorme, me parecio exesivo el sabor del adobo ,
pero estaban bien rebozados
Guiso de rabo de toro muy bueno tambien
De postre pastel cordobes , relleno de cabello de angel ( de ahi me fui a una pasteleria y me compre dos para traerme) es lo que tiene la gula......
Bebimos vino de la casa y gaseosa y 2cervezas Tuvieron el detalle de cobrar solo la mitad de la botella de vino.

Tras una lluviosa mañana y un chasco en otro restaurante, cuando llegamos aquí y nos dijeron que sí ...un alivio (éramos 6). La espera en la barra, cervezita con salmorejo y flamenquín, bien.
Ya en mesa: 2 de rabo de toro (muy bueno), 2 de potaje de garbanzos con espinacas y manitas (sabroso), 2 de setas (prescindibles, eran de criadero), Berengenas al PX, (muy buenas) y croquetas (muy buenas las de espinacas). De postre: una naranja preparada (mal no es su tiempo) y un surtido.
1 botella de vino de la casa (nada destacable).

Haciendo caso de las recomendaciones de los foreros en una visita de fin de semana a Córdoba, me acerqué a tomar unas raciones a este local.
Para beber pedmos amontillado, y como ya iba avisado esquivé el fino. El vino estaba muy bueno, servido directamente de la bota.
Para comer pedimos naranjas con bacalao y aceite, plato que me pareció francamente rico, aunque la presentación era muy mejorable, con trozos de naranja excesivamente grandes para mi gusto; garbanzos con espinacas, que me parecierón exquisitos, imposible conseguir la receta aunque trate de sorbornar al camarero, con escaso éxito; bolitas de solomillo, lo peor de la noche, aunque estaban sabrosas, no aportan nada.
El servicio fue un poco atropellado, parecía como si quisiesen vaciar la mesa rápido para acomodar nuevos clientes, por lo demás el sitio muy agradable. Sin duda volveré por allí en futuras visitas a una ciudad que me encanta.

Se trata de una casa de finales del S XIX, cuyo patio se ha acondicionado para dar lugar al salón central y las habitadiones a diferentes saloncitos, cocina y baños. Agradable. Entrando a la izquierda tenemos un barecito donde tomar vinos (o resfrescos) y tapas en barra.

Abriendo boca tomamos en la barra unos vinos, yo tomé un amontillado que el barman me servía directamente de los barriles que tiene detrás y que estaba de locura. Tal es así que luego hicimos en mesa una cena informal y continué con tan memorable caldo. Comentar que al camaremo de mesa, al perdirle un amontillado me trajo un fino, y no es porque este Cordobés no supiera de que se trataba, me dijo que para los turistas todo es fino. Valenciano = guiri. Excelente atención por parte de todo el servicio, hasta contaron chistes con nosotros (estábamos en comedor privado nosotros solos).

Bueno, Tomamos naranja troceada con bacalao y aceite, plato curioso de dudoso maridaje. Salmorejo, Espinacas con garbanzos muy rico, unas croquetas caseras, boquerones fritos adobados, berenjena y rabo de toro. Todo correcto con raciones buenas a precio a piñon fijo: todo vale a 6,60. No tomamos postres ni cafes.

Es una taberna para visitar y poder desgustar la gastronomía Cordobesa sin formalismos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar