Restaurante Koy Shunka: Merece un aplauso!


Gran restaurante... por lo que comes y por lo que ves. Pocas veces he disfrutado tanto.

El local está en pleno centro de Barcelona, junto a la Catedral, en una calle pequeña y poco frecuentada. Una vez dentro del restaurante descubres un local amplio, moderno y muy bien decorado. El pasillo de entrada y recepción da paso a la barra, donde los cocineros preparan con esmero los platos. Por fortuna teníamos sitio en la barra... Vale la pena.

Hay una decena de cocineros, todos ellos japoneses, trabajando ante el comensal. Ver cómo cortan las piezas de pescado es un auténtico espectáculo. Además puedes hablar con ellos, preguntarles cómo se deben comer los platos, que te hagan recomendaciones... Todo con un castellano bastante limitado, por cierto.

Eramos dos para comer y optamos por elegir a la carta, por la noche es obligado el menú degustación:
-Tempura de verduras y gambas. Exquisita. Un rebozado crujiente y con una gran sabor.
-Milhojas de berenjena y magret de pato. Sensacional! Cuadraditos hechos con finas láminas de berenjena en tempura y, entre cada uno de ellos, el pato. Una delicia.
-Tekka maki. Es una apuesta segura, pero sólo ver cómo cortan el atún y preparan los rollitos vale la pena.
-Nigiri de navaja. Fenomenal sabor... y elaboración!
-Nigiri de toro "sococido". Después de cortar el pescado con la delicadeza habitual, lo pasan brevemente por una llama bastante espectacular. Otro acierto.
-Maki de cangrejo real y aguacate. Un california delicioso, con sésamo, huevas y mayonesa japonesa.
-Sartén de Wagyu. Finas tiras de carne cruda, que ponen en una sarten muy caliente. Se cuecen por el propio calor de la sartén. Textura muy tierna, casi mantequilla. De sabor, excepcional.

De postre, compartimos uno que incluía tarta de chocolate, tarta de té verde y un helado cuyo sabor no recuerdo (era el peor de los tres). Las tartas muy buenas.

Para rematar unos tés. Tienen muchos y, por lo que probamos, muy buenos. Durante la comida sólo bebimos agua.

El precio total, 102 euros.

Todo fue un espectáculo: el sabor y la calidad de los platos, la atención de todo el equipo, el trabajo de los cocineros... Una maravilla!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar