Restaurante Clemen´s: Las ventajas del cierre


Un local clásico en La Cañada, muy céntrico, muy lleno siempre haciéndose agobiante en su interior en la era pre-coronavirus, con una carta sobre todo para tapear muy interesante. Ahora ha ganado en terraza por la noche (coge plazas de aparcamiento) con mesas apretadas a cubierto (eso intenta) del relente por sombrillas abiertas por la noche y sin problemas de reserva (aunque se llenó) y con código QR en las mesas para esta era post-coronavirus, aunque no funcionara.

El servicio jóven y con ganas. La carta no funcionaba por lo que fuimos al cante a pie de mesa. Este problema se agravó en el tema de vinos, en el que las opciones que se recordaban eran bastante escasas y nos quedamos con Les Alcusses 2017 que cayeron 3 botellas más una botella pequeña de agua con gas. Previamente y en la espera de completar la llegada de los 8 comensales cayeron 7 cervezas de presión en buenas copas más una Radler.

Para compartir al centro:

. calamar de playa a la plancha x 2: buen tamaño, buena textura y aliño correcto. Lo mejor de la cena.

. habitas baby con alcachofa y jamón x 2: elementos correctos y bien hechos aunque ración pensada para dos.

. croqueta de rabo de toro x 8: buen tamaño, correcto de sabor, bien elaborada. Merece la pena.

. oreja de cerdo plancha x 1: textura algo chiclosa en algunos trozos. Correcta sin más.

. abanico de cerdo ibérico con patatas panaderas x 2: carne de la parte alta de las costillas con textura similar al secreto (algo más fibrosa). Vino en sustitución del entrecotte de ternera que solicitamos, y uno de ellos se acompañó de espárragos en lugar de ajitos. No es la mejor parte del cerdo incluso sin contar el jamón.

. queso x 2: un queso de cabra muy ligero, para acabar el vino y nada más.

. postre un clásico remake de dulces: tarta de queso, coulant de chocolate y torrija de horchata x 2: dieron un toque dulce, del que solo repetiría mi ración de torrija.

El pan cortado en loncha finas muy básico. Unos chupitos a discreción (dejaron la botella) de orujo blanco casero animaron la sobremesa final.

Como información también hace almuerzos como probé hace varios meses, cumpliendo sin grandes recuerdos, y que ahora observo que no comenté.

Lo mejor de esa noche fue recuperar las cenas de todos los sábados del año, juntándonos los amigos de La Cañada como cada sábado; además tuvimos la suerte de que nuestro lugar fijo de siempre estaba aún cerrado, lo que nos permitió salir de la cueva y conocer mundo aunque sea con mascarilla.

 

  1. #1

    Joan Thomas

    Buenos platos y muy buena RCP. Veo que ya has empezado a aprovechar el tiempo y a descubrir nuevos restaurantes, aunque sea con mascarilla, jejeje
    Saludos

  2. #2

    Abreunvinito

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    Este es un lugar que en verano y por su ubicación en la plaza central (iglesia, parada metro, 3 hornos, 2 heladerias, cajero, farmacia, pescadería, kiosko ... se concentra toda la actividad y en este época es casi imposible estar a gusto. Ahora es otra situación.
    Saludos

  3. #3

    Joan Thomas

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Un punto "positivo" de la nueva situacion?
    Saludos

  4. #4

    Abreunvinito

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    siempre es mejor ver la botella media llena
    Saludos

  5. #5

    Aloof

    atencion GARGANTUA ataca de nuevo.saludos.

  6. #6

    Abreunvinito

    en respuesta a Aloof
    Ver mensaje de Aloof

    Aún en fase 2.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar