Restaurante Gloriamar: Nueva oportunidad


Unas semanas después de la anterior visita, repetimos encuentro, con planteamiento similar.

En esta oacsión el vino fue un albariño Barduntin y un tinto OK, un roble de Ribera, ambos cumplidores.

Para comer, las papas y cervezas de rigor como aperitivo y espera a la llegada del resto.
A compartir:
. jamon: correcto de sabor, buena ración.
. croquetas: de rabo de toro y de pulpo a la gallega, mejor intencionadas que resueltas.
. tosta con escalibada, oarmesano y rúcula.

De principal: a elegir entre arroz, canelon gigante de pollo trufado y ventresca a la plancha, que fue mi opción y repetiría porque mereció la pena

De postre helado de turrón o bien carpaccio de piña y mango. Ambas correctas.
Unos cafés y sobremesa en el comedor más alto con buena svistas a una playa que están recargando de arena para prepararla para la proxima avalancha de turistas pascueros.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar