Restaurante Gloriamar: Buen local y buena situación


Una bonita playa medio desaparecida por las últimas tormentas de este invierno y un local interesante con varios pisos (antes era un hostal con habitaciones) que permiten en el más alto una reunión de grupo con vistas al mar.

Trece para comer en menú pactado con opción de elegir el principal.
De entrada unas cervezas, agua con gas y una coca cola con unos cacaos y almendras.
Entrantes:
. capucchino de bacalao con espuma de pimentón y salazones: lo único original de menú; el bacalao demasiado entero pero bien planteado.
. ensalada mare nostrum, o quizás ensalada griega. Muchas hojas verdes, trozos de pan tostado, queso feta, olivas negras cortadas y alguna cosa más. Aliño básico.
. croquetas de buen tamaño, una por persona de pollo y boletus y otra de sepia con su tinta y ajos tiernos más interesante.
. coca con lámina de calabacín y tronco de atún plancha. Bien sabroso, incómodo de comer, buen punto de fuego (poco); buen tamaño de ración.

Principal a elegir: bacalao horneado, entrecotte y arroz meloso marinero que fue la opción que elegí y estaba mejorable de sabor de fondo, punto de sal bajo y pocos tropezones; coronaba una gamba roja de mediano tamaño y sabrosa.
Comentarios de entrecotte y bacalao correctos; mejor de aspecto externo el bacalao.

Postre a elegir:
. carpaccio de piña y helado de coco: simple de preparar y cumple; presentación básica con la base de piña y bola de helado encima.
. coulant: no hubo comentarios

Cafés sin extras. Buenos cafés que repetimos algunos.
Para beber Blanco Niebla 2016 bien de temperatura y en enfriador; colocado en la mesa para autoservicio. Agua Liviana sin gas y Vichy con gas.

Recomendado por 3 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar