Restaurante Elx al Moll

6
Datos de Elx al Moll
Precio Medio:
46 €
Valoración Media:
4.9 10
Servicio del vino:
4.8 10
Comida:
4.6 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
4.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Sants-Montjuïc
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Valenciana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 40,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: No

Teléfono


6 Opiniones de Elx al Moll

Comida en familia. Local moderno, decoración interesante. Eramos dos mesas en el interior del restaurante, un lunes tranquilo. Pica·pica de pescado, bueno. Pan de coca bueno, jamon regular. Dos Paellas marineras muy correctas. Buena cubertería con un Ruinart rosado delicioso. Si estáis por el Maremagnum, y no es fin de semana, ópción a tener en cuenta.

Habíamos ido a ver la Mostra de vins i caves de Catalunya y se nos hizo algo tarde para buscar un sitio para comer, por lo que fuimos a Elx del Maremagnum (no caí en que en el Club Maritim se come bastante mejor).

LLegamos sin reserva y nos ubicaron dentro de la sala son ningún probelma. Para picar pedimos:
Chipirones; Pequeños, sosos y bastantes malitos.
Mejillones a la marinera; Buenos.
Pulpo a la gallega; Bien pero es pulpo algo pasado en su cocción.

Como platos principales pedimos:
Arroz a banda; Curioso arroz a banda, que en carta indican que lo traen con su gamba y su cigala, pero en nuestro caso se olvidaron y cuando lo reclamamos nos dijeron que enseguida lo traían pero se les volvió a olvidar.
Costillas de cordero; Bien

Para beber, conciendo el local y la carta, optamos por cervezas.

En conclusión, impresionantemente malo y servicio algo más que despistado. Para no volver.

Abstenerse gourmets!!
Tras más de 5 años visitándolo esporádicamente, este sábado 25 me han convencido de no volver.
13:10 Paso por enfrente. Reservo una mesa al lado del mar para 4, a las 14:15-14:30, a la camarera, que lo apunta a mi nombre en la entrada de la zona entoldada. Me voy seguro de que disfutaré de un arrocito en compañía de un buen sol.
14:10 Llego con mis invitados. La mesa está ocupada. Preveyendo problemas, me fijo en los platos. Acaban de emplatar tres raciones de paella a tres británicos en mi teórica mesa. Se lo comento a la camarera, que me vé llegar. Y me dice..."yo tampoco lo entiendo. Espere un momento". Con el rabillo del ojo veo cómo pide explicaciones al encargado, que se halla en la escalera de acceso al interior...y también veo, que el encargado hace "no" con la cabeza. Vuelve la camarera y me dice si puedo esperarme. Le digo que por como va la cosa, ni a las 14.30 habrán acabado, por lo que le agradezco el intento, y voy a hablar con el encargado.
14.15 Le digo que cómo puede ser que tenga la mesa ocupada (además, no queda otra libre fuera). Me contesta que si quiero puedo "comer dentro". Me niego, ya que la reserva es fuera. Le conmino a disponer de mesa a las 14:30 y fuera...y me dice que "si puedo ser más tolerante". Le digo que no, y dándole la mano, le comento que por tres hooligans que no volverá a ver nunca, pierde unos 600 eurillos mios al año, más otros 1000 o 2000 de los diversos amigos y grupos de trabajo con los que he ido esporádicamente.
14.20 Le aseguro también un lugar de honor en verema.com.
La avaricia...rompe el saco señores del Elx al Moll, y bien haría el grupo restaurador que lo regenta en ir eliminando estas peligrosas actividades del turno doble ( a ver si cuela), sobre todo si a quien ha reservado realmente se le hace esperar...im-pre-sen-ta-ble.
Por cierto, a comer al Club Marítim. Allí no había hooligans...

Bueno, fuera de mi zona, visito Barcelona y como estoy cercano al Maremagnum y a pesar de saber lo que allí me encontraré, intento entrar en seguramente el más decente de toda la oferta de restauración.

Bueno, ya cuando veo que es del grupo AN ya me imagino que la comida no será nada del otro jueves. Y así fué.

El local está bien, buenas vistas, estuve en la terraza al ladito del agua, pero a partir de allí, decepción tras decepción.

El servicio, inexperto y flojo. La comida, pues unos entrantes de fritanga, chipirones, croquetas, chanquetes (bueno, allí ponia que eran "sonsos" y mejillones, normalitos normalitos.

Una paella de marisco, pues como en muchísimos otros lugares, sin nada especial, tampoco era mala que conste, pero en un restaurante oficialmente especializado en arroz te esperas más, y el precio no es barato aunque comprendo que pagas situación del local.

Vino blanco, un verdejo de Rueda que no recuerdo el nombre, señal que era correcto simplemente y entraba bien pero sin más.

Precio caro para lo que es. Cliente 80 % extranjera.

Sinceramente, visto la calidad y el precio, la próxima vez me voy al Wok que está al lado y al menos ya sabes que es una franquicia y por 18 euros comes y la situación es la misma (y los tallarines los hacen buenos).

Precio sin cafés y con postre: 43 euros por persona.

No volveré.

Estábamos en el Maremagnum de Barcelona y deicidimos ir al Restaurant Elx, ya que en esa zona es lo único digno que se puede encontrar.

No era la primera vez que íbamos, y siempre nos había parecido que el restaurante podía dar más de sí, aunque la ubicación en una zona totalmente turisitca es un lastre muy pesado.

Esta vez iniciamos la comida con unos mejillones al vapor (muy correctos), unos buñuelos de bacalao (buenos), unas croquetas de jamón (totalmente prescidibles e indignas para un restaurante de su categoría)y unos chipirones (buenos).

Como plato principal pedimos un arroz a banda. El arroz no estaba mal del todo pero era muy ordinario y no respondió en absoluto a la fama y nombre del restaurante (nos dió la impresión que todos los arroces de las diferentes paellas y a banda se preapran en plan industrial y de la misma forma), en cambio la gamba y cigala que lo acompañaba estaban francamente bien.

Por lo que se refiere a la carta de vinos es muy justita y tienes que elegir lo menos malo, en nuestro caso elejimos un Vall Ventos que nos dejó bastante indeferentes.

Globalmente fue una comida que nos dejó entre indiferentes y con mal sabor de boca.

Local derivado del original en el Poble Sec de Barcelona, algunos de los mejores arroces que pueden degustarse en Barcelona. El pasado viernes fue a banda con cigalas, alga y langostinos aparte. Excelente punto de cocción, con el arroz preparado para ser masticado, en su punto. Previa con mejillones y unos pimientillos del Padron normalitos. Pesquera crianza 2005, un maridaje complejo pero que resultó aprobado. Buen café y mejor marc de champagne Moet. Elx al Moll sigue siendo u muy buen referente en BCN para quienes gustan de recordar la magnificencia de los arroces alicantinos,...gruss got!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar