Uno más

Siento llevar la contraria a todos los comentarios anteriores, no es mi intención en absoluto.
No creo que vuelva, me pareció un restaurante más efectista que efectivo. En primer lugar, sólo existe un menú (no hay otros menús ni carta) aunque eso ya lo sabíamos antes de ir (eso sí, cualquier despistado se lo encontraría al llegar ya que cuando reservas no te avisan). ¿Será la crisis o la comodidad de trabajar con los mismos 6-7 platos para todo el mundo? El precio de los vinos me pareció exagerado (más del doble que en tienda). La comida bien sin más (consultar web al que le interese el menú), elaboraciones en su mayoría simples y raciones algo escasas (aunque se trate de un menú degustación). Lo peor, el precio, 42 € (+ bebida + cafés + pan). ¿Cómo se puede tener el mismo precio que el menú largo de Embat o un precio similar al de Hisop, Caldeni o Lluerna, por poner algunos ejemplos, y estar tan lejos de ellos? Otro detalle, sin petit fours. Como cosas positivas, estuvimos muy tranquilos en una sala con sólo mesas de 2, y el servicio fue agradable y atento. Repito, no se me malinterprete, comí bien pero pienso que lo comido no se ajusta a lo pagado (y, por favor, que no me vengan con el cuento de la materia prima de calidad). Creo que ya he recorrido bastante mundo como para distinguir lo bueno de lo menos bueno.
Saludos.

Recomendado por 1 usuario
  1. #1

    Francescf

    No tienes por qué pedir disculpas por expresar tu opinión. Si no te convence, estás en tu perfecto derecho de expresarlo :-)

    Como el menú va cambiando, te agradecería que comentases, si los recuerdas, los platos que probasteis.

  2. #2

    Khansen

    en respuesta a Francescf
    Ver mensaje de Francescf

    Hola Francesc,

    me pareció un restaurante mediocre y no recuerdo ningún plato del menú, mira si es triste. Cuando uno sale satisfecho de un restaurante suele recordar algún plato para siempre. Por ejemplo el otro día estuve en El Cigró d´Or y creo que muy pronto olvidaré lo que comí. En cambio, de Vivanda, creo que recordaré siempre el canelón o los garbanzos con tripa de bacalao de El Canari.
    A lo mejor tuve mala suerte y ese día el menú no era muy acertado.
    Saludos,

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar