Restaurante La Masia del Rocxi en Barcelona

Restaurante La Masia del Rocxi

Datos de La Masia del Rocxi
Precio Medio:
57 €
Valoración Media:
4.8 10
Servicio del vino:
3.0 10
Comida:
6.0 10
Entorno:
4.5 10
Calidad-precio:
4.5 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Zona: Sants-Montjuïc
Dirección: Pg. Sant Antoni, 17
Código postal: 08014
Tipo de cocina: Tradicional, Catalana, Asador
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 57,27 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de La Masia del Rocxi

No es un local que frecuente. Hace varios años de la última visita, con unos amigos. No parece que haya cambiado nada.

Decoración clásica y algo rústica a base de madera oscura y ladrillo visto. Iluminación justa. Mesas de tamaño justo y bastante juntas. Servicio correcto. Mantelería y menaje correctos. Copas francamente mejorables, aunque nos pusieron unas mejores que las que encontramos al sentarnos.

Carta muy tradicional al estilo de las masias de pueblo: caracoles, buñuelos, croquetas, mejillones, jamón y embutidos ibéricos, ensaladas, escalivada, revueltos, xatonada, arroces y fideuá, bacalao de varias maneras, los pescados típicos (rape, dorada, lubina y poco más) y, la especialidad, carnes a la brasa y a la piedra sobre todo (ternera, cordero y cabrito, básicamente). No hay solomillo de ternera. Lo más exótico, avestruz a la piedra. Carta de vinos más que aceptable para un local de este tipo, con absoluta mayoría de vinos comerciales de gama baja de Rioja y Ribera de Duero, aunque con una representación por encima de la media de vinos catalanes. Precios x2 aprox. Los precios de la carta, sin I.V.A.

Almuerzo familiar a base de:

Entrantes:
- Caracoles (16,31€) - Parecidos a los cocinados a la llauna, pero cubiertos por una picada de frutos secos y con allioli con perejil. Sabrosos, aunque, tanto mi hija como yo, encontramos que cansaban bastante. Ración correcta.
- Mejillones a la brasa (9,70€) - Buen sabor. Tamaño irregular. Ración generosa. Acompañados de romesco, que ocultaba el sabor de los mejillones. Optamos por guardar la salsa para mejor ocasión.
- Ensalada tibia de espinacas y queso de cabra (11,57€) - Correcta presentación. Ración generosa.
- 1/2 ración de croquetas (6,48€) - 6 croquetas de pollo de tamaño más bien reducido para el niño.

Platos principales:
- Magret de pato a la piedra (17,43€) - Presentado en crudo cubierto de aceite y perejil. Guarnición de tomate (bueno) y patata al caliu. Ración generosa.
- 2 de entrecot de Nebraska a la piedra (25,38€/ud.) - Uno de ellos, con bastante grasa. Presentados directamente encima de la piedra con bastante sal maldon, tomate y patata al caliu. Para mi gusto, demasiada sal. Ración generosa.

El romesco de los mejillones sirvió para acompañar a las patatas al caliu.

De postre, tomamos un surtido de tartas (de chocolate, de manzana, borracho, de chicharrones y de queso con frutos del bosque) acompañado de nata montada (16,20€). Este surtido es para 4 personas, según se indica en la carta. Tartas caseras buenas en general.

Bebimos 4 botellas de agua de 1/2 l. (2,38€/ud.), una botella de Don Pablo de Naverán 2004 (16,04€) que precisó de media hora larga de cubitera y un correcto cortado (2,21€). Además, 4 "cubiertos y pan" (2,05€) de esos que no se piden y que, además, la normativa catalana prohíbe cobrar el cubierto. Al menos, el pan con tomate se dejaba comer...

Supongo que es el tipo de restaurante que gusta a la mayoría, de los de ir para hartarse a comer, ya que se llenó en apenas media hora. Como curiosidad, de las tres mesas que me fijé, 2 tomaban Rioja del que venden en el super.

Personalmente, no es mi estilo, pero, estando cerca de casa y siendo del agrado de muchos de nuestros amigos, seguro que me toca repetir... aunque sea dentro de unos años :-)

Casi imposible aparcar en la calle. Hay varios aparcamientos de pago cerca.

El precio corresponde a lo que tomé yo.

Ya hacia tiempo que no visitaba dicho lugar. Ubicado en el barrio de Sants (cerca estación de Renfe) este coqueto Restaurante siempre me deja satisfecho. Muy correctos los detalles de sobremesa. También correcto el trato al cliente. Cenamos unos entrantes a base de tabla de Ibericos, croquetas caseras y virutas de foie. Proseguimos con un solomillo con salsa de setas y unas chuletas de cabrito a la brasa. De postre tomamos sorbete de mandarina y otro de limón. De beber tomamos clara de cerveza con limón.

Una interesante propuesta, para mi gusto uno de los lugares mas correctos que hay por el barrio de Sants.

Un saludo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar