Restaurante Casa Castro en Barcelona

Restaurante Casa Castro

Datos de Casa Castro
Precio Medio:
71 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.7 10
Comida:
8.0 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
5.7 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Zona: Nou Barris
Dirección: c/ Isard, 5
Código postal: 08042
Tipo de cocina: Marisquería
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 55,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de Casa Castro

Hay muchísimos restaurantes los cuales visitamos y nunca comentamos. Una pena que esa experiencia quede en tu memoria y no traspase esa frontera para que otras personas puedan analizar y decidir en base a ese comentario si ir o no ir.

He perdido la cuenta de las veces que he ido Castro, una veces con amigos y muchas con la familia. Recuerdo hace años que cada vez que ibamos Castro desmontaba lo que hiciera falta para ubicarnos costara lo que costara. Pero los años y las personas pasan cual velocidad de la luz, y yo perdono pero no olvido, y aunque mi última experiencia no fuera más que correcta le sigo teniendo cariño a esa persona tan especial que es Castro, por eso intentaré no ser muy cruel ;-)

Era es mes de Diciembre y quería ir con mi hermana a un sitio especial, un sitio en el cual rememoráramos vivencias de familia, vivencias con mis padres estando en vida. Me viene a la memoria en este instante una vez que nos visitaron unos tíos de Madrid y los llevé a comer sin reserva alguna. Al llegar estaba el local a rebosar y hablé con Castro, le comenté que tenia que conseguirme un hueco como fuera. Le faltó tiempo para conseguirlo... y eso no se olvida.

Ese día 20 de Diciembre el local estaba vacio en un primer instante y eso que eran las 14 horas pasadas, aunque bien cierto luego estuvo a mitad de capacidad. Después de ojear la carta y pedir recomendación (siempre lo hacemos) decidimos tomar lo siguiente:

- Navajas
- Pulpo "A feira"
- Rodaballo "al estilo Castro"
- Helados variados y unas cañitas de crema

Cafés + chupitos (orujos)

De debercio tomamos una par de cervezas y un albariño llamado Vionta 2011, correcto sin más. La carta de vinos no hay manera de que evolucione, clasicona clasicona.

Lo mejor sin duda, los postres y esos maravillosos orujos caseros que siempre ofrecen al cliente. Lo peor, el rodaballo. El resto, comestible, destacando el pulpo sobre las navajas.

La calidad del producto nada tiene que ver con la de antaño, esa calidad inigualable del pescado y marisco de Castro a donde ha ido a parar? La respuesta es simple, la puñetera crisis nos absorbe y afecta a todos, incluso a la que para muchos era la mejor marisqueria de Barcelona junto con Botafumeiro. Además, tampoco parece que pongan mucho de su parte para intentar evolucionar.

Volveré? Quizás...

  • Canutillos de crema y orujos

    Canutillos de crema y orujos

  • Rodaballo al estilo vete tú a saber

    Rodaballo al estilo vete tú a saber

  • Pulpo "A feira" y navajas

    Pulpo "A feira" y navajas

Cena para cuatro probando este restaurante por primera vez.
Camarones, bígaros y cañaillas de entrada, todo bien, acompañando cuatro cañas bien tiradas. Siguieron una de pulpo y pimientos de padrón, también bien. Y entonces empezó a subir el nivel: gambas a la plancha, magníficas, pulpitos en salsa, deliciosos, y 4 cigalas también magníficas. Rematamos con un chuletón troceado excelente. EL postre: filloas de crema, muy buenas, canutillos de crema, bien, y una deliciosa larpeira. La mayoría de los platos fueron sugeridos por el camarero, el servicio durante toda la cena fue muy bueno. Dos botellas de Vionta y una de cava. Cafés invitación de la casa.
Salimos convencidos de haber dado con un magnífico restaurante, con un buen servicio y excelente género que se trata y se sirve de forma adecuada.
El precio está en consonancia con la calidad del producto (las gambas, las cigalas y los pulpitos se cobran a peso, más o menos al doble de precio en mercado).

La apariencia exterior del local y el entorno en el que se encuentra no hace presagiar que estamos en una de las mejores marisquerías de la ciudad.
El trato, acorde con el aspecto de la sala, es próximo e informal. Existe carta, pero en mis visitas a este restaurante siempre me he dejado aconsejar y de momento no me he equivocado. Entre las maravillas que podéis encontrar en la carta, cabe destacar: gambas a la plancha (sublimes), percebes, bogavante, rodaballo o rape al estilo castro (al horno, con patatas) y cabrito (vale la pena probarlo). Personalmente, nunca dejo de comer unas gambas a la plancha y pescado (el que tengan, fresco) al estilo castro, aunque busquéis marisco, no perdáis la oportunidad de probar el pescado… lo recordareis.
Para mi, es una restaurante al nivel del botafumeiro (en algunos platos, posiblemente mejor), aunque con un ambiente mucho mas informal. Es habitual encontrar famosos (empresarios, futbolistas, etc.)

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar