Restaurante Sal de Mar: Nueva visita y grata sorpresa. Por fin toman su propia dirección y se


Nueva visita y grata sorpresa. Por fin toman su propia dirección y se lanzan a la cocina mediterránea sin más. Platos generosos y con ideas claras. Ambiente agradable y buena respuesta de público. Relación calidad-cantidad-precio, imbatible; 3 personas con un Bollinger special cuveé, 170 euros. En los tiempos que corren, se agradece un restaurante que ponga, al menos, tanto en el plato como en la cuenta. ¡Felicidades!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar