Restaurante Piu di prima: Una agradable sorpresa


El inesperado cierre de Boccondivino había dejado algo cojo a Madrid en cuanto a oferta gastronómica transalpina se refiere.
Encontrarnos con Piu di Prima ha sido una agradable sorpresa, y si bien de momento no consigue la excelencia del fracasado restaurante sardo, no hace más que darnos grandes alegrías últimamente.
Emplazado en la calle Hortaleza, cerca de Alonso Martinez, el local ocupa un espacio grande y diáfano, decorado en tonos negros, maderas nobles y con un estilo moderno y minimalista. Mesas bien separadas, manteles de hilo, correctas copas Schott y un servicio joven, profesional y con ganas de agradar. De hecho, ciertos platos para compartir los preparan y los reparten delante de los comensales con unas adecuadas maneras.
Para ir abriendo boca, ensaladas con acertados aliños, la mejor burrata que he probado, compuesta por buena ración de queso cremoso que se deshace en la boca, un parmentier con foie y trufa negra realmente bien elaborado y sabroso o unos mejillones y gambas salteados con tomate y guindilla para chuparse los dedos.
De segundo macarrones all’Arrabbiata , spaghetti alle vongole, carpaccios o risottos serán opciones que nunca defraudarán.
De postre un excelente tiramisú o una panna cotta que sin llegar al nivel de la de Támara está logradísima.
La carta de vinos escasea si buscamos "algo más", de todas formas las treinta o cuarenta referencias de un nivel medio-alto confirman el nivel del restaurante.
En otoño ofrecen una propuesta de diversos platos con trufa blanca, caros pero apetecibles todos ellos.
Para la sobremesa podemos terminar con una interesante variedad de destilados servidos en copas de calidad.
En definitiva, nos encontramos con una más que interesante opción en el centro de Madrid; un restaurante cuidado, con una buena materia prima, desde el pan o los embutidos que sirven como aperitivo, a la limpieza y esmero del entorno. Si ampliaran las referencias de vino y atendieran mejor las temperaturas de los mismos nos encontraríamos ante un grande.

  1. #1

    Craticuli

    Como los restaurantes italianos de calidad no es que sean muy habituales me guardo esta opcion por si acaso.
    Saludos.

  2. #2

    Gondorff

    en respuesta a Craticuli
    Ver mensaje de Craticuli

    Una pena pero cierto. Sólo cuatro o cinco italianos en Madrid merecen la pena, el resto, más de lo mismo.
    Recibe un cordial saludo

  3. #3

    Craticuli

    en respuesta a Gondorff
    Ver mensaje de Gondorff

    Suerte teneis de que por lo menos sean cuatro o cinco, por aqui ninguno merece la pena.
    Saludos.

  4. #4

    Gondorff

    en respuesta a Craticuli
    Ver mensaje de Craticuli

    Ya, pero al paso que vamos van a acabar cerrándolos todos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar