Restaurante Playa Club

Datos de Playa Club
Precio Medio:
42 €
Valoración Media:
8.4 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.1 10
Entorno:
10.0 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: A Coruña
Localidad: A Coruña
Dirección: Anden de Riazor S/N
Código postal: 15011
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 26,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


9 Opiniones de Playa Club

La gestión del restaurante ubicado en el Playa Club cambió en diciembre de 2013. Les dejo valoración del nuevo restaurante "Tira do Playa". Saludos

4 comensales, para cenar un sábado 15 de diciembre.

De parte de la casa traen varios aperitivos, buenos todos (había una crema, un crujiente con confitura de tomate y alguna otra cosita).

Compartimos al centro una ración de pulpo a la brasa muy bueno y unos langostinos envueltos, bien.

De segundos dos estupendos solomillos de buey, una buena ración de secreto ibérico y una ración de sepia, que falló más por el plato porque faltaba la explicación de que venía con tinta.

De postres un tronco de chocolate y una torrija, muy buenos los dos.
(También nos obsequiaron con unos detalles de postre, tiramisú, chocolate, nueces de Macadamia y alguna otra cosa).

Bebimos una botella de Viña Al Lado de la Casa (muy bueno) y otra de Pago de Carraovejas crianza, bien.

El servicio fue estupendo toda la noche, y teniendo en cuenta la compañía, para repetir sin lugar a dudas.

La RCP teniendo en cuenta el entorno es muy buena.

Restaurante emplazado en un sitio estupendo a penas a unos minutos del centro y prácticamente al lado del estadio de Riazor pero sin los problemas que eso puede conllevar.

El restaurante está orientado a la Playa de Riazor y a la del Orzán, su proximidad con la playa es su mayor atractivo ya que, practicamente puedes tocar la arena.

En cuanto al servicio, una atención muy buena y sin quejas que ello es muestra de lo que debe ser un buen servicio.

En lo referente a la comida, este restaurante se caracteriza por la calidad y no por la cantidad, pero a veces es mejor comer poco y bien que no mucho y mal. La frescura es su etiqueta.

Es agradable poder comer y escuchar a los comensales de tu propia mesa sin necesidad de gritar y pedir que repitan lo que dicen porque el ambiente es demasiado cargado.

Señalar que este restaurante es de cierta etiqueta, no exigiendo esmoquin pero si una cierta sobriedad en la vestimenta.

En definitiva, un lugar que debes visitar tanto si no eres de Coruña como si lo eres.

En mi opinión, realmente recomendable.

Volvimos después de 4 años a este restaurante del cual teníamos un grato recuerdo. Ahora mismo la zona de la cafetería está en obras, pero el restaurante sigue funcionando. No se si mantiene la estrella Michelín que tenía entonces.

En entorno sigue siendo privilegiado, cenamos a pocos metros de la playa de Riazor. Mesas amplias, cómodas, bien vestidas. Los aficionados al fútbol, más concretamente al Deportivo de la Coruña tienen aquí algún aliciente, pues el restaurante exhibe los trofeos conquistados por el club, hay alguans fotografías relacionadas con el fútbol, pero todo colocado de forma moderada, el restaurante es bastante elegante. Pudimos ver que tiene un reservado, con vistas también a la playa, que incoporpora una televisión para ver los partidos.

La comida nos gustó mucho: ofrecen de parte de la casa varios aperitivos: nueces de macadamia, crujiente de queso con mermelada de tomate, caballa, cucharada de mousse de cabracho. Compartimos un plato de foie a la plancha presentado con alubias, muy bueno, y unas deliciosas croquetas de jamón ibérico, muy bien. Han incorporado una parte de tapas a la carta, las croquetas las escogimos de aquí.
De segundos un espléndido solomillo de buey, con el punto de la carne perfecto, servido con judías verdes y una morcilla con un toque dulce, y unas costillas de cerdo al horno muy tiernas y sabrosas. Compartimos de postre la torrija, deliciosa (avisan de que hay que encargarla antes). Petit Fours de la casa estupendos: tarrito de tiramusí, tabletita de chocolate, carameló de café, trozo de pastel con orujo...

La carta de vinos es lo que más flojea, le faltaría incorporar bastantes más referencias para estar acorde al nivel del restaurante: bebimos un buen Matarromera del 2008; siempre estuvieron atentos al servicio del vino.

El servicio fue muy atento toda la cena, además una camarera nos ayudó mucho en un tema personal relacionado con el partido del día siguiente.

La RCP en conjunto nos ha parecido muy buena, más si cabe comparándola con los precios de la capital.

Cuando volvamos a La Coruña, repetiremos seguro.

Buen restaurante en un entorno único, con vistas a la playa de Riazor. Tomamos el menú degustación y la verdad esperaba algo mejor. Primer plato, anguila a la plancha con algas y sésamo, no nos gustó. Seguimos con una vieira con hinojo y cebolla, bien. Tercer plato un revuelto de boletos con huevo escalfado, bien, lubina a la plancha en salsa verde, bien sin más, después vino el solomillo con boletus, que fue el plato que más nos gustó. Y lo mejor los postres, primero frutos rojos con una especie de yogur de queso, estaba exquisito y por último chocolate con helado de piña, bueno. La carta de vinos no es muy amplia, tiene buenas referencias, pero me parece bastante corta para el nivel que se supone que tiene el restaurante. El coperío es bueno. Precio 2 personas sin vino 103,50 euros. No sé si fue el día, pero esperaba algo mejor, volveré para comprobarlo.

Situación privilegiada donde se puede disfrutar de unas magníficas vistas a la playa de Riazor. Mesas amplias en un ambiente confortable. El servicio nos ha parecido atento y agradable: probamos los langostinos envueltos con confitura de mango, bastante buenos, y una ración de bogavante elaborada con salsa de naranja que no nos convenció con esa mezcla. De segundo pedimos un arroz negro son chipirones, y un solomillo con guarnición de raviolis rellenos de setas y foie, bastante bien los dos. Respecto al vino, la carta contiene varias referencias de cada denominación. Me sorprendió gratamente el precio de algunos vinos. Probamos Pétalos del Bierzo servido a temperatura correcta en buenas copas. Compartimos un postre muy bueno: una torrija con chocolate sobre una crema de naranja, espectacular. Un restaurante muy interesante.

Relacion calidad-precio muy buena. Entorno inmejorable, que podremos apreciar mejor de día. Carta muy bien elaborada y variada. Presentacion y preparación de platos muy novedosa e imaginativa. Producto con calidad contrastada. La carta de vinos es buena.
Espectacular el plato de pulpo sobre crema de grelos... Producto tradicional preparado de una manera única. Todos los premios son pocos. Deben ir.

Buen lugar y buena cocina No dejar de probar los langostinos
Y sus buenisimos posters
Buena bodega con grandes refencias

Fenomenal restaurante de La Coruña, con una situación magnífica frente al mar, y una inmejorable relación precio calidad. Cocina con base tradicional pero moderna, actual, que dirige un joven cocinero gallego. Merece la estrella michelin, aunque el servicio sea algo inexperto en lo que es atención a la mesa y no digamos al vino. (ni idea). Muy buena carta de vinos a muy buen precio. Tomamos un inmejorable Marqués de Vargas Magnun del 2001 a 54 €. Vete sin dudarlo. Para tomar marisco fresco tenemos cientos en Galicia, pero si quieres un buen restaurante éste es uno de ellos, y de este tipo hay sólo unos cuantos en esta maravillosa región

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar