Restaurante Negro-rojo: En cuanto al local nada a añadir sobre lo que dice el comentario anterior


En cuanto al local nada a añadir sobre lo que dice el comentario anterior. es un restaurante coómodo por ubicación y para todos los días, te da la posibilidad de ambos tipos de comida. No vas a disfrutar de una experiencia galáctica es para pasar y un día y poco más. Los platos son correctos sobretodo los primeros, en ocasiones apetecen más dos primeros que no primero y segundo. Es de los restaurantes que la carta es mejor que la comida. En cunato a los vinos otro de esos restaurantes empeñados en elegir vinos no convencionales, con dos claros objetivos: el que sabe de vinos dejarle un margen muy pequeño al difrute, y el que no sabe cobrar más de loq ue deben por un vino que no justifica bajo ningún criterio ese precio, vamos una tomadura de pelo. Una carta de vinos no se hace por a ver quíén pone los más extraños sino por elegir los más adecuados, sobrán toques de esnobismo en este sentido. Conclusión extrañamente comí con agua.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar