Restaurante La Fonda del Port Olímpic La Fonda del Port Olímpic

Restaurante La Fonda del Port Olímpic

2
Datos de La Fonda del Port Olímpic
Valoración Media:
4.8 10
Servicio del vino:
4.5 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
5.0 10
Calidad-precio:
- 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Sant Martí
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa

Teléfono

La Fonda del Port Olímpic La Fonda del Port Olímpic La Fonda del Port Olímpic en Barcelona La Fonda del Port Olímpic Restaurante en Barcelona La Fonda del Port Olímpic

Descripción

La Fonda del Port Olímpic es un restaurante de ambiente marinero ubicado en el mismo Puerto Olímpico de Barcelona. En sus salones abundan los motivos marineros dentro de un ambiente tradicional de puerto pescador. Su gastronomía refleja el espíritu marinero del restaurante con gran variedad de pescados y mariscos.

La cocina de La Fonda del Port Olímpic es conocida por sus excelentes paellas y arroces que traen al comensal los mejores productos de nuestros mares con garantía de frescura. De su cuidada cocina también destacan sus pescados y mariscos elaborados según dicta la tradición catalana, consiguiendo el máximo sabor gracias a la frescura de cada producto. Además, su cocina también destaca por sus sabrosas carnes a la brasa y su extensa selección de vinos.

La Fonda del Port Olímpic proporciona un espacio ideal para disfrutar de su comida tradicional entre amigos o familiares. Su ambiente informal de corte tradicional e impecable servicio crean un marco ideal donde celebrar aniversarios, cumpleaños o cenas de empresa.   

2 Opiniones de La Fonda del Port Olímpic

Restaurante ubicado en la Villa Olimpica. Bullicio, captadores en la entrada, olor a fritura... Establecimiento enorme, con gran cantidad de empleados. Buen servicio, aunque con prisas y ’anant per feina’. La comida no está nada mal: marisco fresco, aunque carísimo, pescado correcto, arroces flojos, muy flojos. Aunque en líneas generales sales satisfecho. La cuenta un tanto elevada. El vino, simplemente existe, pero no es destacable..

Fui a este restaurante con cierta prevención, ya que su localización me hacía temer un lugar de turismo, escasa calidad y precios disparatados. El lugar es enorme, con un montón de mesas y muy ruidoso, pero el personal es muy numeroso, profesional y cumple con creces la atención. La comida está muy buena: buen jamón, anchoas de la Escala,..., y el fuerte son los pescados frescos; mi lubina al horno estaba sensacional. Los postres son corrientes y la carta de vinos no destaca, posee pocas referencias, de pocas DD.OO y no consta añada, a precios altos. Si lo pides te traen copas de buena calidad, pues las estándar son de batalla. Sales por unos 55€ con el vino y la experiencia estuvo bien,mucho mejor de lo esperado, aunque la RCP flojea un tanto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar