Restaurante El Cierzo: Algunos cambios


De nuevo la misma situación vivida hace unos meses, comida para 4 a medio día. No está Natalia y la sala se resiente pues con comedor a menos de medio gas y con dos personas para el mismo a pesar de su esfuerzo y voluntad no consiguen tener controlados los tiempos y el servicio: más retrasos y no anticiparse a las faltas (agua, vino, pan) o tardar en reponerlas, forma de retirar platos.. La decoración, cambios de platos y cubiertos, etc sigue muy bien.
Por contra la cocina, producto y precios se mantienen en niveles más que bien. Incluso con detalle de salir a la sala a interesarse por la aceptación de los platos. Aquí no parece que haya habido cambios, afortunadamente.

La carta de comidas es muy sugerente incluso en su formato y sin duda muy recomendables sus arroces y carnes, así como algunos de sus entrantes, marca de identidad de la casa. Tiene un menú ejecutivo de 19.50€ con dos entrantes interesantes y un arroz (para dos personas) contundente: con ternasco de Aragón y un toque de morcilla de Burgos, más postre, una bebida y café.

Entramos con agua con gas individual y sin gas (botellas grandes y correctas) para todos, con unas papas (patatas) fritas gordas caseras y una loncha de jamón encima (marca de la casa). Puesto que se espera tomar dos botellas de vino, arrancamos con un Enate fermentado en barrica 2011 chardonnay, aún muy explosivo y que debe mejorar en meses de reposo en botella. Después para los principales un San Roman 2010, un vino que cada vez está entregado más en su momento y con una elaboración cada vez más estable.

Entrantes a compartir:
. cecina de Leon: muy buena, no curada en exceso, algo jugosa y bien de sabor; buena ración
. anchoas (6): tamaño medio/alto, buen sabor
. alcachofas (grande a modo de champiñón, cortada por la mitad) con trufa blanca y crujiente de jamón: buen sabor
. tartar de atún con aguacate: muy bueno y sabroso; buena ración.

Para segundos:
. bacalao confitado al pill pill: regular pill pill y pescado sin destacar
. arroz (para dos) de bacalao, alcachofas y ajos tiernos: extraordinario de sabor y punto de cocción, muy bien las alcachofas partidas en dos con parte del rabo y normalita la calidad del bacalao.
. cochinillo deshuesado y al horno con salsa de naranja: un gran plato buena presentación, un cochinillo más que crujiente para disfrutar al máximo; lamentables las patatas panaderas que lo acompañaban en exceso cocidas, secas y sin aliño suficiente.

Para los postres, dos de cada:
. canelón crujiente de merengada: canelón de naranja, crujiente, relleno de merengada y con salsa de café y una teja de chocolate blanco a la pimienta rosa: muy bueno aunque acaba saturando de dulce
. piña de Costa Rica y mango natural cortados finitos y puestos como una macedonia en esbelta copa de cristal.
Se quedaron para otra ocasión el coulant, tiramisú, tarta de Idiazabal..

. cafés y un a copa de espumoso por cortesía ( y marca) de la casa, un Marina espumante dulcito y espumoso que nos dieron a repetir y que ayudará a hacer la digestión.

Desconozco precio final porque no pagaba yo, pero sirva de ejemplo que los arroces están sobre 15€ salvo el de bogavante (24€) y el de pichón (23€) y los postres 5-6€.

Recomendado por 2 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar