Restaurante Riff: De nuevo en el RIFF


Hacía tiempo que no me pasaba por el RIFF. Aproveché una comida de trabajo y fui con un compañero que venía de Madrid al que otras veces había llevado a restaurantes de igual categoría y en los que sinceramente habíamos pinchado. El local le encantó por su sencillez (le llamó mucho la atención la lámpara de la entrada).
Probamos el menu de mediodía con maridaje de vinos. La comida sinceramente excepcional y acertada cantidad (de primeros: Carpaccio de ventresca de atún y Lomo de caballa ahumado; de segundos: Arroz amb fessols i naps al estilo del cocinero y Arroz meloso de gambas). Nos animaron a probar un queso galés de leche cruda (buena elección). Los postres fueron Sopa de chocolate blanco y Ensaladilla de dátiles Salomón y naranjas). Todo acompañado con diferentes vinos complentado el maridaje excepcional). El servicio muy atento y correctamente servido, explicando cada uno de los platos. Salimos del local ampliamente satisfechos y sobretodo muy contentos por el precio. El Riff, un lugar al que sin duda volveré.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar