Restaurante La Viña de Ale: Divertido


Un lugar simpático, pequeño, bien iluminado, con atención muy correcta y amable, rápida. Pedimos muchas cosas y todas estaban bien, quizás no me gustó el tipo de patata frita usada para los huevos rotos con gulas, las croquetas eran buenas, el embutido bueno y bien cortado, las hamburguesitas estaban también bien.
Buena carta de vinos con servicio limitado al descorche, "luego ya te sirves tú", es lo propio de un local de este tipo y no lo afea porque no es caro.
Es un bar de tapas y raciones, mas que un restaurante, para ir con amigos, tener una buena conversación y tomar algún buen vino en donde saben algo de ello. No para una comida de trabajo ni para ir con niños chicos.
Cayeron 2 botellas de "200 Monges" y los chupitos de crema de orujo con que nos obsequiaron.
Destaco la simpatía y corrección del personal.
Sin contar el vino no llegó a 20 por barba.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar