Restaurante El vaso de oro

8
Datos de El vaso de oro
Precio Medio:
25 €
Valoración Media:
4.0 10
Servicio del vino:
3.1 10
Comida:
4.5 10
Entorno:
4.5 10
Calidad-precio:
2.3 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Ciutat Vella (Barcelona)
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 20,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Septiembre

Teléfono


8 Opiniones de El vaso de oro

Me pareció el típico bar que vive de la fama que ha ido cogiendo durante muchos años, pero que en la actualidad es uno más entre el montón de bares que viven de ello y de los guiris que se dejan caer por la zona. Las tapas que pedimos eran diminutas y bastante sosas, el famoso foie que es la tapa estrella de la casa muy normalito, la cerveza buena pero carísima, el entorno incomodísimo, los camareros estresadísimos, parecia que me hicieran un favor sirviéndome, en fin..., se me ocurren varias barras en Barcelona que se come y te atienden muchísimo mejor. Seguro que no volveré.

Conozco de hace años esta barra, algún producto correctìsimo, pescado del dia, foie gras etc, en general tapas obsoletas, sin imaginación, muy caras y no corresponde el precio con
la catidad servida, pimientos tipo padrón horribles, son dinamita, se tendrian a venderlos solo en temporada, restaurante muy ruidoso, algún camarero muy mal educado he inrespetuoso
con el cliente, excesivas confianzas, los camareros cobran el servicio segùn la amistad
que tengan con el cliente, hoy vale un precio y al dia siguiente te cobran otro,
muy poco serio, para mì, restaurante que vive de renta.

Es muy caro por lo que te sirven. y lo hacen y estoy de acuerdo con el comentario anterior segun su estado de animo. estoy de acuerdo. no hay dercho que vayas alli con toda tu buena voluntad y te hagan pagar lo que te hacen pagar. no hay relacion calidad precio es decir es mas el precio que lo que te sirvrn. la cerveza es buena pero se pasan

Como los comentarios anteriores estoy de acuerdo que disponen de una muy buena cerveza,el foie-gras,solomillo,pescado del dia y alguna cosa màs son excelentes,pero la mayoria de tapas que disponen estan obsoletas y algunas son inpresentables.Para mi lo peor del local es la mala educación de los camareros y el exceso de confianza y por ùltimo si vas varios dias y pides lo mismo nunca te cuesta igual,la desproporción es impresionante y va en función de quien te cobra y su estado de ànimo,brutal!!!

Uno de los mejores bares de tapas de Barcelona,no es para beber vino pero la cerveza es muy buena y esta bien tirada algo extraño en Barcelona. Las Bravas buenas,el foie con cebolla y el solomillo espectaculares e imprescindibles. Un bar que no se puede dejar de visitar si uno quiere conocer el ambiente de la barceloneta.

Bar imprescindible para visitar y conocer uno de los locales que poco a poco van desapareciendo en esta Barcelona que mira al diseño. Un bar de tapas a la vieja usanza y típico de la Barceloneta. Bullicio, simpatía e incomodidad, mucha si no pillas un taburete a la primera. La cerveza no me entusiasmó, la verdad, solo tienen una y esa mezcla de rubía con tostada, es algo que no me convenció. Es mi modesta opinión. Las bravas, buenas, pero no son las del bar tomás (para mi, las mejores de Barcelona). En lo que me sorprendió y me encantó fue en el foie (yo no he encontrado ningún local en Barcelona donde te lo ofrezcan) y además no está nada mal y también en el solomillo, exquisito. Como buenos productos, son caros, pero valen la pena...

De acuerdo con Tophat, es un sitio recomendable. La cerveza muy bien tirada. Es el típico sitio con encanto aunque yo recomiendo no pedir cosas caras. Las bravas estupendas, la ensaladilla rusa mejor, bien al ventresca, mal el foie y mal las croquetas. Es incomodo pero al ser tan estrecho una vez que pillas tu sitio, y con lo buena que está la cerveza no te mueve nadie...

Creemos que tiene la mejor cerveza de la Barceloneta. Aquí nadie pide vino. Local de tradición impepinable y de difícil acceso, no sólo por las estrechas calles del barrio marinero, sino porque el establecimiento es un tubo estrechísimo en el que hay que tomarse lo que sea de pie o en taburete en la barra. Decoración horrorosa y sobrecargada, camareros con uniforme salido de Mortadelo y Filemón. Todo eso se perdona por su generoso sentido del humor y porque las cigalas saltan del mar a la barra, la ventresca es fresquísima y las bravas están de chuparse los dedos. Es muy popular y concurrido y se puede ver de vez en cuando a algún famosillo. Acaban de prohibir fumar y tus ojos lo agradecen, supongo que no tanto los vecinos que soportan a los fumadores dándole al palique y aguantando los rigores climatológicos. Es un pecado no conocer su cerveza tostada, mezcla de rubia y negra. No es barato, pero siempre repites.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar