Restaurante Rekondo: Nueva escapada


En una de estas escapadas de casi ir y volver, no puedo evitar comer en este santuario del vino
El trato es superamable como siempre, e insisten en que dado que las raciones son generosas e iba solo me podian sacar medias raciones de lo que desase, lo cual se agradece.
Disfruto estudiando esa enorme carta de vinos y también viendo lo que se va abriendo en las mesas de alrededor.
Mi comida consistio en Carpaccio de Carabineros y unos magnificos Lomos de merluza en salsa verde, de postre Leche frita con helado, agua, café y...esa botellita que no puede faltar. Martín me recomendo un Roda I de 1997 (55€) que según él, estaba como si fuese del año pasado y cierto era.
Dos amigos de unos 75-80 años en la mesa de al lado me amenizaron la comida, sus miradas complices, sus largos silencios entendiendose, sus gestos amistosos, sus escasas pero sinceras risas mientras bebian Ruinart que Martin hacía que les durase más de lo que si ellos se lo hubiesen servido, me hicieron pensar que ojala a su edad pueda disfrutar con mis amigos de momentos así. Mientras por si acaso, voy haciendolo

  1. #1

    Bilbis

    Exactamente, ahí lo has clavado y para que disfrutes de tus amigos a esa edad, nos tienes que cuidar un poco más , qe ultimamnete nos tienes algo descuidados....je,je,je

  2. #2

    Craticuli

    Para comer difícil elegir el Donostia, pero para beber vino esté, sin duda.
    Saludos.

  3. #3

    Jotayb

    Hola compañero, a este le tengo yo ganas. Mira que lo tengo cerca y todavía no he ido...
    Por cierto, entrañable final ;-)
    Un saludo

  4. #4

    EuSaenz

    Fíjate que no fue una añada muy allá en Rioja pero este Roda I 1997 ha evolucionado muy bien, lo catamos en el evento de los 25 años del productor y sorprendió.

    Un saludo,
    Eugenio.

  5. #5

    Pablo Iñigo

    en respuesta a Craticuli
    Ver mensaje de Craticuli

    Totalmente de acuerdo
    Un abrazo
    Pablo

  6. #6

    Pablo Iñigo

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Si, a mi me sorprendió por varias razones, la primera porque si a ciegas, en copa oscura lo cato, hubiese dicho que era mucho más reciente. Es cierto que en nariz al principio, no engañaba, se notaba ese tufo inicial típico. Pero su frutalidad a expensas mas casi de fruta roja parecía un vino más reciente. Luego identifique cambio en la bodega, una frutalidad diferente que en algún momento la bodega debió de reorientar su trabajo, suelo beber Rodas a lo largo del año, me gusta su toque balsámico, herbáceo, su trato de la madera, este era diferente y no por su antigüedad. Me comentó el sumiller de allí, que no me lo perdiera, que era una cosa que debía disfrutar y la verdad siempre acierta a recomendar cosas especiales

  7. #7

    Joaquin1965

    Este Martín es un crack... Aquí se come bebiendo, siendo esto último lo principal. A ver si nos animamos y cerramos algo entre unos cuantos para ir allí.

    PD. Mañana me llegan unos cuantos blecuas del 02. Habrá que darles matarile pronto. Pégame un toque y lo hablamos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar