Restaurante Zalacaín: Maravillosa cena, maravilloso Restaurante


En estos tiempos de crisis da gusto ver quien lo tiene claro y sabe qe la consigna hoy es hacerlo mejor si cabe y provocar mayor satisacción a sus clientes; nos lo dijo Blas, y nos lo confirmó todo lo demás.
Cenamos 4 personas según lo que Custodio y Blas pensaron iba a resultar más satisfactorio, mientras disfrutábamos de un Amontillado Tradición con un poco de Joselito en su bar.
Empezamos con una vieira estofada con verduras y du caldo, continuamos con unas habitas y guisantes guisados estupendo y con la maravillosa lasaña de foie (mítico plato de este Restaurante), probamos también la lasaña de trufa (melanosporum); como pescado, salieron besugo y lubina con el toque Zalacaín, marcados en la plancha y terminados en el horno con un toque sutil de mantequilla, siendo quizás su plato más "francés", y después unas manitas de cerdo rellenas de cordero con una salsa de cordero y vino tinto sublime acompañado por las patatas sufladas que nunca pueden faltar en esta casa.
Los postres fueron variados, desde el soufflé de chocolate hasta el hojaldre de frutas estofadas o unas frambuesas con natillas.
En cuanto a los vinos, casi empezamos con un Cumbres de Gredos blanco (la broma del día de Custodio, por poco le sale!) pero rápidamente reaccionamos hacia un Laville Haut Brion del 99, un Riesling de McCorkindale del 93, Haut Brion del 96 y finalizamos con un Chateau D´Yquem del 97 que nos salió con corcho (lo habíamos llevado nosotros, la culpa sólo nuestra). Después del café disfrutamos de un Palo Cortado tradición como remate de la faena.
La vajilla Villeroy Bosch exclusiva para Zalacaín renovada, cristalería Riedel en perfectísimas condiciones de limpieza y repasado, el ambiente extraordinario, el ritmo del servicio dinámico y ágil, la plantilla extraordinaria, y especialmente Raúl, el sumiller que sigue los pasos de Custodio con su perfecto saber estar además de su sapiencia; se está haciendo un hueco entre los grandes poco a poco por méritos propios.
Qué decir, todo maravilloso incluso el precio, que esta vez no puedo comentar porque fui invitado, menos mal!!!

  1. #1

    gavelar

    Por curiosidad, os cobraron algo por el descorche del Chateau D'Yquem. Gracias por tu cronica, estoy deseando ir a este mitico restaurante, lastima que mis gustos superen mi capacidad economica.S2

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar