Restaurante Zalacaín: Gran cena


Zalacaín no defrauda en ningún aspecto. Entorno muy agradable, comida deliciosa y cuenta con un servicio de 10. Merece la pena pararse a alabar al servicio: excelente. Eficaz, respetuoso, sin caer en el espigamiento de muchos restaurantes de postín, pendiente de que no haya vaso o copa en ningún momento vacío...un servicio clásico de los que por desgracia ya no abunda.
La comida fue magistral desde los aperitivos a los postres. La carta de vinos clásica, con precios razonables teniendo en cuenta donde estamos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar