Restaurante Posada Los Mosqueteros

8
Datos de Posada Los Mosqueteros
Precio Medio:
23 €
Valoración Media:
6.5 10
Servicio del vino:
5.3 10
Comida:
7.2 10
Entorno:
6.8 10
Calidad-precio:
5.7 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 20,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: domingos

Teléfono


8 Opiniones de Posada Los Mosqueteros

Me gusta ir a tascas, mucho más que a restaurantes, creo que es una buena forma de probar varios platos, me gusta el picoteo.
Respecto a esta posada, sólo he ido una vez, hace poquito y creo que la comida está muy rica, en especial, "secretos con miel de palma", que es de los mejores que he probado; el jamón (mi debilidad), está bien, no es de los mejores, pero en tascas de "prestigio", los he probado peores. Lo único que no me gustó, fue la "confianza" de algún camarero/a, está muy bien que en las tascas exista cierta familiaridad, si quisiera un camarero estirado iría a otro tipo de restaurantes, pero me resulta absurdo el que alguien que no conoces suelte hironías y bromas que no vienen a cuento. De todas formas, yo voy a comer, y es lo que me interesa y ante bromas absurdas, simplemente sonreír y ser amable. Aunque es cierto, que el trato puede hacer que vayas o no a un lugar.

Ubicado en una antigua panadería lagunera, esto es, en un edificio de recios muros y con historia. Se encuentra esta tasca-restaurante familiar muy popular en la ciudad.

La comida no sorprende en nada, más bien llega a empalagar. No hay buena mano para la cocina.

El servicio intenta ser amable y familiar pero resulta en alguna ocasión vulgar e intrusivo a la par que ineficiente, en la medida en que hay un claro déficit de personal para atender un lugar que se abarrota tanto.

Las sillas son incomodísimas. Cualquier persona de cierta altura y peso lo pasa mal.

El vino estuvo bien.

Restaurante que la gente aprecia mucho. En fin, los dueños son encantadores.
Pero la comida es tosca, pesada. Está bien si quieres hartarte de comer y no darle muchas satisfacciones al paladar.
A pesar de su simpatía, son dos personas atendiendo para un local siempre lleno...te hacen esperar demasiado.

Es un sitio donde comer bien a buen precio, con platos abundantes y una materia prima bien tratada. Excelentes ensaladas y buenas carnes. La carta de vinos es correcta, igual que la atención. El local es un poco incómodo pero gracias a la buena comida es un placer estar un poco apretado (sobre todo si vas con niños). Un éxito sguro, mejor reservar o ir pronto porque suele llenarse.

Soy cliente asiduo de esta casa que ya forma parte de mi recorrido gastronomico por Tenerife. Tanto Manolo como Mabel hacen que uno se sienta como en su casa.Enclavado en un antiguo horno, este restaurante nos transporta a otras epocas gloriosas de esa maravillosa ciudad de San Cristobal de la Laguna. Entre sus especialidades como no mencionar sus tablas de jamon y queso, sus huevos estrellados,ensalada tibia con gambas, dados de atun,etc, una carta no muy extensa, pero toda ella llena de maravillosos sabores. Cada vez nos encontramos sobre la mesa un vino recomendado que, en la mayoria de las veces, es conveniente catar. Una observacion importante: No se os ocurra dejar comida en los platos, os puede costar una bronca. Es un sitio que no podeis dejar de visitar.

Se podrían utilizar muchos adjetivos para describir este local, pero es mejor que vayas a probarlo y se lo pongas tu mismo.A mi no me cabe duda de Manolo es el alma de esta bendita tasca,es mas estoy por decir que la mayoría de la gente va no solo por su comida sino también por el.Es de aquellas tascas que se acercan mas a restaurante por el tipo de comida y materia prima que no cabe duda que es de primera.Bien en la mesa local con espacio reducido aunque depende de la gente que se siente en la mesa puede estar un pelin justo.La comida es bastante correcta aunque cuando vamos a comer dos los platos son demasiado abundantes y no es que no me guste comer sino que me gusta probar mas platos.La mayoría de su cocina es destacable y últimamente tiene algunos platos nuevos.Postres caseros y para probar el helado de yogurt con frutas picadas.La bodega es bastante amplia y correcta.Si no vas con reserva ten un poco de paciencia.

El entorno es excepcional. Estás en una ciudad que es patrimonio histórico de la humanidad, en una calle que te lo recuerda y frente a una de las iglesias más bonitas de La Laguna. Además, cerca del mercado (garantía para las compras) y flanqueado por un callejón adoquinado que se llama de la Amargura (¿o es es el de al lado?). Entras a "la posada" y sigues en el siglo XVII. Nave antigüa de techo alto y un sólo cuerpo con techo a dos aguas artesonado en madera de tea. Decorados de inspiración medieval. Iluminación algo lúgubre. Barra a la entrada donde los cocineros y el jefe asoman tranquilos a comentar el día con los clientes como si el abarrote constante de la sala no fuese con ellos.

La comida es abundante, sabrosa y de buen precio. Los huevos de Lucio son una pequeñez al lado de los maravillosos que aquí se hacen con chorizo. Las Papas con bacalao una bendición del mar y la tierra. Las ensaladas suculentas. EL servicio es para servir, no para presumir pero el jefe que lo es también de cocina, sale a menudo a ayudar. La carta de vinos tiene referencias de tintos suficientes y no he visto que atemperen el vino aunque eso es menos problema en la Laguna. Las copas son normales. La carta es pelín enrevesada con letra inglesa; confunde un poco. Suelen poner botellas de vino en cada mesa como forma de promoción. A mi eso no me gusta mucho.
Algo ruidoso, un poco estrecho y de mesas pequeñas. Los baños están razonablemente limpios. Un par de mesitas a la entrada para el tapeo. Un día gris de lluvia y niebla, no imagino nada mejor que estar allí. Se me hace la boca agua. Es de mis favoritos sin duda. Mejor ir temprano o reservar. Muy demandado. Es buenísimo.
Sí, he estado dos veces en Lucio y no alcanzo a entender su fama.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar